Decreto de funcionarios interinos: a quién beneficia y a quién no una 'solución' con mucha letra pequeña
Cyl dots mini

Decreto de funcionarios interinos: a quién beneficia y a quién no una 'solución' con mucha letra pequeña

Médicos (Foto: Archivo)

Para entrar como fijos, los interinos deberán llevar más de diez años en la misma plaza y que no se haya convocado nunca, pero han logrado que los exámenes no sean eliminatorios y que se frene la convocatoria de oposiciones.

El decreto de interinos aprobado esta semana en el Congreso de los Diputados es una 'solución' a una situación anómala perpetuada durante años, el hecho de que miles de trabajadores públicos estén en un puesto de forma provisional más allá de los tres años límite que marca la ley. Esta situación es la que llevó a Europa a pedir una regularización y el decreto es la salida que ha encontrado el Gobierno. No obstante, no es el último paso, porque ahora hay que desarrollarlo. 

 

Sobre el papel, los que lleven ya más de diez años en un puesto podrán retener su plaza, pero la medida tiene 'letra pequeña'. La primera, que tiene que ser en la misma plaza siempre: muchos profesores interinos y sanitarios, los más afectados, cambian de destino cada año. Además, deberían ocupar plazas que no se hayan convocado nunca.

 

También hay que tener en cuenta que se marcan diez años, cuando lo irregular es superar los tres, lo que podría generar litigiosidad. Y los titulares quedarían fuera si se conovocan ahora concursos para cubrir esas plazas. Para ello, se elimina el plazo fijado para publicar y convocar los nuevos procesos de estabilización antes del 31 de diciembre de 2021, llevándolo a cuatro meses desde la entrada en vigor de la ley que tramitará el Congreso, lo que está previsto para octubre.

 

Con todo, el resultado es que pueden ser muchos menos de esos 300.000 interinos en fraude los que entren en la administración. Además, hay muchos que no llegan a esos años de antigüedad y tendrán que someterse a concursos oposición en los que su experiencia contará un 40%. Eso sí, según el decreto, el examen de conocimientos, el principal caballo de batalla de los colectivos que defienden su integración directa como fijos, dejará de ser eliminatorio: hasta su aprobación esta semana sí lo era y muchos se iban a ver estudiando con familias y largas carreras profesionales y con la posibilidad cierta de caer en exámenes previos.

 

Seguridad jurídica

El decreto ha nacido con dudas sobre su constitucionalidad, algo que el Gobierno rechaza. Ahora, además, se convertirá en ley y será negociado con todas las partes. Los sindicatos pide que se garantice la seguridad jurídica en el proyecto de ley para que los procesos no sean tumbados por los tribunales. Asimismo, han pedido que la tramitación del decreto como proyecto de ley se realice acortando "al máximo" los plazos para que se empiece a aplicar conforme a los plazos que se contemplan en el acuerdo firmado con los sindicatos de la Función Pública.

 

Compensación

Se trata de un aspecto sin precedentes en la administración pública: una indemnización por despido para sus trabajadores. Hasta ahora, ningún interino cobra una compensación por perder su plaza. Con este nuevo decreto, quien no logre retener su puesto de trabajo será indemnizado con 20 días por año trabajado y un máximo de 12 mensualidades, lo que abre la puerta a reclamaciones mayores.