Declarada nula la autorización que permitió construir el parque de maquinaria de Huerta Otea

El Tribunal Supremo declara nula la autorización de la CHD para construir el parque de maquinaria de Huerta Otea.

El Tribunal Supremo  ha confirmado la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León por la que se declaraba nula de pleno derecho la autorización que la Confederación Hidrográfica del Duero dio al Ayuntamiento de Salamanca para legalizar las obras del parque de maquinaria que la concesionaria del servicio de basuras había construido a la orilla del río Tormes, en la zona de Huerta Otea, frente a la pesquera de Tejares. Este asunto puso en peligro del famoso dique y fue la primera ocasión en la que se planteó su derribo, ahora descartado.

 

Dicha obra, por la que la CHD ya había sancionado al Ayuntamiento de Salamanca con 60.000 euros por hacerla sin autorización y le había denegado posteriormente la misma por riesgo de inundación del terreno, fue muy polémica en 2011 cuando el proyecto aprobado por la concesionaria y el Ayuntamiento contemplaba derribar la pesquera de Tejares para modificar así las cotas de inundabilidad del río y poder legalizar el Parque de Maquinaria ya construido; con esta jugada, se conseguía que dejara de estar en zona inundable.

 

El partido EQUO, la Asociación Tormes SOS y la Asociación de Vecinos de Tejares recurrieron a los Tribunales que paralizó cautelarmente ese derribo. El Ayuntamiento de Salamanca sancionó con cuantiosas multas a los vecinos (que tuvieron que pagar ante la amenaza de embargo de sus viviendas) que intentaron taponar el boquete que se le había hecho a la Pesquera justo antes de ser paralizada

 

Del extenso y complejo contenido de la sentencia para poder desmontar los recursos de la CHD y del Ayuntamiento de Salamanca, se extrae que el argumento más contundente y repetido es que la CHD no ha razonado el porqué autorizó sin ningún informe una obra que anteriormente había denegado por los informes que decían que la zona era inundable y que no era idónea para construir una instalación de esa naturaleza que suponía un riesgo ambiental, hidrológico y paisajístico para el río Tormes.