Decenas de personas pasan por el rastrillo de Cáritas

Desde ayer y hasta mañana se han puesto a la venta collares, juguetes, cuentos, espejos...con el fin de recaudar dinero para sufragar programas sociales como la ayuda a familias con pocos recursos económicos de Peñaranda

Los salones parroquiales de Peñaranda de Bracamonte, en el antiguo Colegio de las Jesuitinas, está siendo un ir y venir de personas con motivo del rastrillo solidario organizado por Cáritas parroquial con el fin de recaudar fondos que se destinarán a sus programas como el de acogida, que este año ha ayudado económicamente a una veintena de familias con necesidades básicas como alimentación o vivienda. 

 

Maribel Rodríguez, responsable de este grupo parroquial, explicó que en este rastrillo solidario se pueden encontrar multitud de objetos como "prendas, mantas, collares, juguetes, cuentos, cuadros, espejos,... e incluso nos han donado un grabado original". 

 

Esta iniciativa surgió de las personas que acuden semanalmente a los talleres de costurra que organiza Cáritas parroquial, que se han encargado de organizar el rastrillo. En este sentido Maribel Rodríguez quiso agradecer a todas las personas que han hecho posible esta actividad solidaria, así como a la ong Manos Unidas que también ha colaborado, así como a las personas que se están pasando por los salones parroquiales. 

 

Este rastrillo solidario abrió ayer sus puertas y permanecerá hasta mañana, jueves 6 de diciembre, de once a una de la mañana y de seis a ocho de la tarde.