Debate del estado de la ciudad: este año sí habrá cara a cara entre Mañueco y la oposición

Los portavoces de la oposición, en el último debate del estado de Salamanca.

El alcalde dará réplica a las intervenciones de los portavoces municipales tras protegerse el año pasado detrás de Fernando Rodríguez.

Este año sí, la corporación municipal acogerá un debate del estado de la ciudad 'como Dios manda'. Tras el simulacro del año pasado, en el que Fernández Mañueco sólo dio un discurso y dejó las réplicas para el portavoz de su grupo, Fernando Rodríguez, en la segunda edición el alcalde sí tendrá un cara a cara con el resto de portavoces, o al menos así está previsto. Será este mismo viernes, día 17 de noviembre. Un debate en el que tendrá que explicar qué ha sido de los cuatro pactos que ofreció el año pasado y dar cuenta de los retrasos y olvidos de su gestión.

 

El debate llega algo más tarde que el año pasado (fue el 30 de septiembre) tras haber sido postergado por diferentes motivos, desde el asunto catalán hasta la coincidencia con otros plenos. La fórmula va a ser la misma, con una primera exposición del alcalde, turno para los portavoces de los tres grupos, réplica del equipo de Gobierno, contrarréplica de la oposición e intervención final. Cuando hace un par de meses empezó a hablarse del debate, se abrió la puerta a cambiar la cuestión menos satisfactoria del año pasado: la falta de debate directo con el alcalde. Fernández Mañueco manifestó a los portavoces de la oposición su disposición, este año sí, a intervenir.

 

El año pasado, el PP impuso un debate que no fue tal. El alcalde Fernández Mañueco hizo una primera intervención en la que dio un repaso a la legislatura y ofreció cuatro pactos que casi no han avanzado en el año que ha transcurrido y sobre materias en las que no se había hecho nada, y no volvió a intervenir. Según el procedimiento pactado, los portavoces de la oposición tuvieron sus turnos de intervención, pero la réplica no la dio el alcalde, sino el portavoz del PP, Fernando Rodríguez. Así Fernández Mañueco se ahorró responder a las críticas directas de la oposición.

 

Esta vez no será así. Están pactados una primera intervención del alcalde de 20 minutos, turno para los tres portavoces de los grupos de la oposición que tendrán diez minutos; réplica del alcalde en diez minutos, a la que podrán responder el resto en intervenciones de 5 minutos, y cierre por parte de Fernández Mañueco con otros diez minutos. Tendrá tres intervenciones, inicial, réplica y contrarréplica, y se guarda la última palabra.