De Unamuno a rey emérito, pasando por Del Bosque: la nómina de honores de Salamanca

El reglamento de la ciudad recoge hasta siete distinciones para aquellas personas o entidades que llevan el nombre de Salamanca a las máximas cotas.

La nómina de personalidades distinguidas por la ciudad de Salamanca es extensa y de mucha categoría. Gracias a la variedad de honores recogidos por el reglamento orgánico, el rey emérito Juan Carlos I, Vicente del Bosque, Miguel de Unamuno, Ignacio Sánchez Galán o Rosa Colorado están entre los reconocidos por sus servicios a la ciudad, nómina en la que han entrado ya Cáritas y el Centro de Estudios Salmantinos.

 

Según el reglamento de honores de la ciudad, son siete las distinciones honoríficas que se pueden conceder en nombre de Salamanca, su concesión está regulada y el proceso arranca siempre con  una propuestas del alcalde.

 

Alcalde honorario. Según el reglamento, "habrá de ser otorgado por el alcalde electo a personalidades nacionales o extranjeras, como muestra de la alta consideración que le merecen". Es  un nombramiento que debe hacerse con cautela porque el Ayuntamiento no podrá hacer nuevas designaciones de Alcalde o Concejal Honorario mientras viva la persona que ostente el título, salvo que se haga una designación temporal, que también es posible. El actual alcalde honorario, hasta que fallezca, es el rey emérito Juan Carlos I que fue designado en 1982.

 

Hijo predilecto. Este título Salamanca sólo podrá recaer en quien haya nacido en esta ciudad y que por sus destacadas cualidades personales o méritos señalados y singularmente por sus servicios en beneficio, mejora y honor de Salamanca, haya alcanzado tan alto prestigio y consideración que le hagan merecedor de tal título. Vicente del Bosque ostenta este título desde que fue campeón del mundo con la selección española.

 

Hijo adoptivo. Un nombramiento similar al anterior, pero a favor de personas que, sin haber nacido en Salamanca, reúnan los méritos de hijo predilecto. Miguel de Unamuno es uno de los casos: se le concedió en el año 2012 a título póstumo y después de 75 años de espera.

 

Medalla de Oro. Una de las máximas distinciones que otorga el Ayuntamiento.Podrá otorgarse a personalidades nacionales y extranjeras, así como a entidades o agrupaciones que por sus obras, actividades o servicios en favor de la ciudad se hayan destacado notoriamente, haciéndose merecedoras de modo manifiesto al reconocimiento del Ayuntamiento y pueblo salmantino. En los últimos años la han recibido Silvestre Sánchez Sierra, Olegario González de Cardedal, Rosa Colorado, Miguel de Unamuno –a título póstumo- (2012), Ignacio Sánchez Galán, Juan Antonio Pérez Millán, Agustín Casillas, el Club de Baloncesto Perfumerías Avenida...

 

Medalla de Honor. Constituye el grado máximo de las condecoraciones que puede otorgar la Corporación; y respondiendo a ese carácter excepcional habrá de reservarse su concesión a casos también verdaderamente excepcionales de méritos extraordinarios. La tiene el Regimiento de Especialidades de Ingenieros número 11 desde que le fue concedida en 2006.

 

Medalla al mérito. Esta distinción premia la labor, interés y acierto desplegado por personas físicas o jurídicas en la resolución de asuntos de la Corporación. Esta distinción se limitará la concesión a doce por año, como máximo, y suele estar reservada a empleados o funcionarios municipales.

 

Huésped distinguido. Está reservado a "personalidades excepcionales españolas o extranjeras que por sus destacados merecimientos, servicios extraordinarios en cualquier actividad y como muestra de la alta consideración que merecen, visiten la ciudad de Salamanca". La tiene el embajador de Japón en España.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: