De rey de la carretera a superado por los eléctricos: Salamanca abandona el diésel en la compra de coche nuevo
Cyl dots mini

De rey de la carretera a superado por los eléctricos: Salamanca abandona el diésel en la compra de coche nuevo

Coches híbridos en un concesionario. Foto: EP

Los vehículos diésel se convierten en la última opción de compra en la provincia, superados hace años por los gasolina y ahora también por híbridos y eléctricos.

El mercado automovilístico ha cambiado definitivamente de gustos, también en Salamanca. La tendencia que se lleva observando unos años en las preferencias de los compradores se ha consolidado y ha dado la vuelta por completo a las ventas, hasta el punto de que el rey de la carretera, el coche diésel, ha dejado paso no sólo al de gasolina sino también a los híbridos y eléctricos. Una tendencia que se ha visto acentuada por las ayudas a la compra de turismos de bajas emisiones.

 

Según los datos de matriculación, entre enero y junio se vendieron en Salamanca algo más de 1.300 turismos y todo terreno de todos los combustibles, un crecimiento del 21%. En el reparto por energía ganan con claridad los vehículos de gasolina, de los que se matricularon 602. Impulsados por diésel se vendieron 317, pero es que con impulsión eléctrica se vendieron 394 entre híbridos (316) y eléctricos puros (78); por último, también se han vendido 24 de gas.

 

La conclusión es que el coche diésel, que durante años ha sido el rey de las ventas, acaba de ser relegado por el resto de opciones. Todavía se venden muchos, pero su tendencia es a la baja: entre enero y junio se matricularon un 12% menos, mientras las ventas de híbridos suben un 73% y las de eléctricos un 136% en la provincia. Es cierto que las cifras absolutas de coches eléctricos que salen a la calle son escasas, 78 unidades en seis meses, pero ya no son testimoniales como hace un par de años.

 

Los híbridos y eléctricos le han comido terreno y ahora mismo tres de cada cuatro coches corresponden con modelos gasolina, híbridos y eléctricos. El motivo es que estos son los que homologan cifras más bajas de emisiones y los que se pueden beneficiar de los impuestos más bajos y, ahora, de las ayudas oficiales, reservadas para vehículos con etiqueta de cero emisiones o ECO, imposible para los diésel. Además, los híbridos copan ya una cuarta parte del mercado gracias a que su tecnología está totalmente madura y gozan de una gran aceptación. Con los eléctricos todavía hay un problema de precio, pero las ayudas oficiales, la mayor oferta y la concienciación están impulsando sus ventas.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: