De Paraíso a Álvaro de Arriba: las leyendas con las que Salamanca ha tocado el cielo
Cyl dots mini

De Paraíso a Álvaro de Arriba: las leyendas con las que Salamanca ha tocado el cielo

José Luis Sánchez Paraíso y Álvaro de Arriba en un acto en el Helmántico.

Las dos grandes estrellas del atletismo salmantino de todos los tiempos están unidos por ser los únicos con medalla en un Europeo bajo techo, y también por dos historiales de leyenda.

Álvaro de Arriba ha logrado un hito histórico con su medalla de oro en el Europeo de pista cubierta, el que se puede considerar el gran logro del atletismo salmantino. El deporte más laureado de la provincia (más de 50 medallas de oro en campeonatos de España) es el rey en cuanto a éxitos nacionales e internacionales, presencia en Juegos Olímpicos y campeones, pero con el de La Fuente de San Esteban ha alcanzado una nueva dimensión: es el referente de una nueva era dorada.

 

De Arriba suma esta medalla de oro a la de bronce que logró en el europeo de Belgrado de 2017, la primera gran medalla internacional del atletismo salmantino en más de seis décadas de trayectoria que tenía un único precedente en el gran mito de la velocidad salmantina, José Luis Sánchez Paraíso. El que probablemente ha sido el mejor atleta salmantino de la historia logró el bronce en el relevo 1,2,3,4 vueltas en los Juegos Europeos de Madrid en 1968, un precedente del actual Europeo. La cuenta de medallas acaba ahí: una de Paraíso y dos de Álvaro de Arriba.

 

Desde entonces, no se había logrado un éxito equiparable, aunque muchos de los grandes mitos del atletismo están en el club de los que brillaron en los europeos. Después lo rozaron Rosa Colorado (cuarta de Atenas 85) y Antonio Sánchez, cuarto en el 400 de Budapest. Como finalistas, Colorado suma un quinto puesto en San Sebastián en 1977; el octavo de Tere Recio en el 1.500 de Madrid 1986; y un quinto de Antonio Sánchez en La Haya 1989.

 

Teniendo en cuenta sus actuaciones internacionales, Álvaro de Arriba está también en un club exclusivo, el de finalistas continentales al aire libre, en el que está con sus dos séptimos puestos en Ámsterdam 2016 y Berlín 2018, y en el que también están José Luis Sánchez Paraíso (sexto en el 4x100 de Roma 1974), Antonio Sánchez (sexto en el 400 y quinto en el 4x400 de Stuttgart 1986 y sexto en el 4x400 de Split 1990), Rafael Iglesias (sexto en el maratón de Barcelona 2010) o Tere Recio (octava en el 5.000 de Budapest en 1998). La única medalla, la del abulense entrenado en Salamanca Ángel Hernández, plata en la longitud de Split 1990.

 

En mundiales, De Arriba fue finalista en Birmingham 2018 bajo techo (quinto puesto). Lograrlo al aire libre es su próximo reto: el próximo verano lo puede hacer, tiene como referencia a Tere Recio, octava en los 10.000 de Sevilla 1999, única finalista salmantina en la historia de los mundiales de verano. Después quedará solo el objetivo de brillar en unos Juegos Olímpicos.