De 'Noche de Paz' al 'Tamborilero': De dónde vienen los villancicos navideños

Son la banda sonoara de cada Navidad. Canciones que acompañan al belén y al turrón surgieron del pueblo llano y no solo con carácter religioso.

Estos días suenan en la televisión, en los altavoces instalados en cualquier centro comercial o tienda, en la boca de cualquier niño e incluso, a veces, al finalizar los banquetes navideños familiares. Son los villancicos pero, ¿dónde y cuándo surge la banda sonora de la Navidad?

 

Su origen se remonta a antes de la Edad Media aunque entonces estas canciones nada tenían que ver con la Navidad ni con la religión o el nacimiento de Jesús, sino que se trataba de alegres composiciones que se cantaban en el mundo rural y cuyo fin era ir explicando los acontecimientos que habían sucedido en las villas, desde amores a desamores, fallecimientos o todo aquello que era de interés del pueblo. Eran como un noticiero popular en forma de canción que al ser cantado por los habitantes de las villas pasó a conocerse a estas composiciones como villancicos. El término villancinco aparece hasta el siglo XV, cuando el marqués de Santillana titula así una de sus composiciones. 

 

Fue entonces cuando miembros de la Iglesia vieron en este tipo de canción sencilla y pegadiza la forma perfecta para divulgar su mensaje evangelizador, por lo que empezaron a adaptarse numerosas coplas con motivos religiosos y, sobre todo, con sencillas cantinelas relacionadas con el nacimiento de Jesús y la Navidad. Por supueto la iglesia ya tenía previamente sus propias composiciones musicales, pero la forma del villancico les iba la mar de bien, al tratarse de canciones sencillas, rima fácil y letras pegadizas que podías ser memorizadas rapidamente por cualquiera.

 

Y así fue como este tipo de villancico se popularizó rápidamente, convirtiéndose en canciones ampliamente interpretadas en las iglesias durante los oficios religiosos y que después eran cantadas por el pueblo en sus reuniones familiares, siendo una manera rápida y eficaz de llevar a muchísimas más personas el mensaje del evangelio.

 

Durante el Siglo de Oro el villancico fue enormemente popular y los grandes maestros de la lengua lo escribieron cada vez que pudieron: Teresa de Ávila, Lope de Vega, Luis de Góngora, y una vez que cruzó el oceáno, la gran Sor Juana Inés de la Cruz. Se publicaron cancioneros sólo de villancicos y gran parte de la popularidad se debió a los monjes franciscanos y las hermanas clarisas que los llevaban y traían por sus conventos e iglesias y que, tras armar los pesebres vivientes, ponían a cantar a los participantes.

 

Pero de pronto el rey Felipe II, en 1596, prohibió que volvieran a sonar los villancicos en la Capilla Real y por todo Madrid. Consideraba que la composición de estas estrofas interferían con la composición de música litúrgica en latín. Con el tiempo, el villancico, como todas las manifestaciones populares, volvió recargado.

 

SEIS DE LOS MÁS POPULARES

 

EL TAMBORILERO

 

En España no hay Navidad si no escuchamos en algún sitio a Raphael cantando 'El Tamborilero', tema que versionó por primera vez en 1969. Su nacimiento es anterior y es un villancico popular de origen checo que fue traducido libremente al inglés en 1941 por Katherine Davis. Adquirió fama internacional gracias a la versión realizada por la Familia Trapp. La letra de este villancico trata el tema de la pobreza y de la vida de un niño con su tambor cuando visita el pesebre y, al no tener ningún regalo, le ofrece al niño la música de su tambor.

 

 

NOCHE DE PAZ-ADESTE FIDELES

 

Adeste Fideles es un villancico escrito en 1743 por el músico inglés John Francis Wade aunque hay hipótesis que afirman que se trata de un himno de origen portugués. De hecho, se cantaba en la misión portuguesa en Londres en 1797, por lo que todavía hoy es llamado en muchos países 'El himno portugués'. También se usaba en la bendición durante la Navidad en Francia, España (Noche de Paz), Portugal e Inglaterra desde fines del siglo XVIII.

 

 

LOS PECES EN EL RÍO

 

Uno de los villancicos más populares en España, su autor es desconocido. En este caso la canción no basa su letra y contenido en el nacimiento del niño Jesús, ya que en este caso la protagonista es la Virgen María. En España lo han versionado muchísimos artistas aunque quizás el tema cantando por Manolo Escobar es el más popular. 

 

 

BLANCA NAVIDAD

 

Este villancico figura en el libro Guinness de los records como el tema más vendido en la historia y es es una glorificación a la Navidad que fue escrita por el compositor Irving Berlin mientras disfrutaba del verano de Arizona en el año 1940. Así que, irónicamente, no estaba rodeado ni de los adornos típicos adornos de estas fechas ni de la ídilica nieve a la que se refiere en su letra. Dos años más tarde, 'White Christmas', como se la conoce en inglés, fue incluida en un musical y su verdadero éxito llegó a partir de 1945, cuando se posicionó entre los primeros puestos de las listas de éxitos.

 

 

CAMPANA SOBRE CAMPANA

 

Es uno de los villancicos de origen español más internacionales y más cantados pese a que lo único que se sabe es que es andaluz y se desconoce quién es el autor. Eso sí, es conocido en todos los países de habla hispana. Cabe destacar la letra de esta canción, ya que cada estrofa nos explica un momento clave del nacimiento del niño Jesús. 

 

 

AY DEL CHIQUIRRITÍN

 

Se trata de un villancico español, de origen andaluz. Es otra de las canciones tradicionales de Navidad y además, de los más queridos por los pequeños. La gracia de esta canción es que está compuesto por varias estrofas con un estribillo que se repite al final de cada una y cuenta cómo estaba el niño Jesús al nacer. Tiene una métrica es muy sencilla y su rima es muy pegadiza. 

 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: