De Margarida exige una “alfabetización digital” en Castilla y León en de la nueva economía
Cyl dots mini

De Margarida exige una “alfabetización digital” en Castilla y León en de la nueva economía

Juan Carlos de Margarida, presidente del Ecova.

El decano declara que “los rezagados digitales desaparecerán a corto plazo”.

El presidente del Colegio de Economistas de Valladolid, Palencia y Zamora (ECOVA), Juan Carlos de Margarida, advirtió hoy de que las tecnologías de la información “se han proyectado de forma total y abrupta” con el COVID-19 y constituyen un “camino imparable”, pero advirtió de que la falta de formación de la mayoría de la población en competencias digitales avanzadas constituye un hándicap para el futuro y pude condicionar el aprovechamiento de los fondos que llegarán de la UE para la trasformación del modelo productivo.

 

De Margarida presentó el Observatorio Economía Digital de Castilla y León y sentenció que la digitalización es el único camino para frenar la despoblación y el envejecimiento en la Comunidad, mejorar el acceso al empleo e impulsar el consumo de bienes. Sin embargo, denunció que “casi toda la población carece o no tiene competencias digitales avanzadas” y apeló a las administraciones para que “prioricen la alfabetización digital” transformando la educación primaria y secundaria, potenciando la FP y acercando la universidad a la empresa, lo que mejoraría el empleo e impulsaría el consumo de bienes.

 

Tenemos usuarios no especialistas en servicios tecnológicos avanzados y existe una gran demanda de estos perfiles y muy poca oferta”, dijo, para precisar que el 1,7 por ciento de la población de la Comunidad, no dispone de “ninguna” habilidad digital, y solo un 38,2 por ciento conoce las avanzadas.Vamos muy lentos a la hora de coger las técnicas digitales”, dijo.

 

El economista insistió en que “hay un antes y un después con la aparición de la pandemia” y concretó que en marzo se alcanzó un 34 por ciento de ventas a través de comercio electrónico, porcentaje que superó el 60 por ciento en el último semestre del año.

 

Este especialistas insistió una y otra vez en el camino que debe recorrer la Comunidad a través de la reeducación de la población en habilidades digitales y sentenció que “se deben poner a ello lo antes posible” porque o se transforman las empresas o no sobrevivirán.

 

Una encuesta, dijo, indica que el 85 por ciento de las actividades “considera prioritaria la transformación digital” para potenciar su negocio y “las empresas que lideren ese proceso saldrán fortalecidas” mientras que “los rezagados digitales desaparecerán a corto plazo”. 

 

De Margarida indicó que las empresas de la Comunidad dominan los usos básicos de las TIC pero no los avanzados, lo que supone un problema ante la nueva realidad económica mundial. En este sentido, precisó que el año pasado sólo contrataron especialistas en la materia el 8,6 por ciento, con un descenso respecto al año anterior del 16,4 por ciento. “Las empresas no cuentan con suficiente personal especializado en estas tecnologías”, resumió.

 

El decano manifestó que solo el 13,3 por ciento de las empresas de más de diez trabajadores tiene personal que se dedica al ámbito tecnológico y las micropymes “no apuestan por incorporar trabajadores formados en tecnologías y deben resolver ese error”. Además, dijo que habría que avanzar en la igualdad de género, porque solo el 16 por ciento mujeres esta en el sector tecnológico y el reto es lograr alcanzar 50 por ciento.

 

De Margarida puso de relieve que la economía digital crece por debajo de la actividad económica en general lo que supone una “realidad problemática que se puede revertir con los fondos UE” porque “la digitalización solucionaría el problema del elevado desempleo, la baja productividad, el envejecimiento claro y patente y el abandono poblacional”. “La economía digital jugará un papel fundamental como motor de crecimiento y transformación social”, dijo, para exigir internet ultrarápido en el medio rural.

 

En este sentido, constató que el año pasado supuso un revulsivo tecnológico con la COVID, ya que la inversión en tecnología de la información creció un 115 por ciento, aunque advirtió a las micropymes que “sin conexión su presencia se desvanece”.

 

En este contexto, apeló a que las agendas digitales busquen el crecimiento económico y social y sentenció que la digitalización elevará la productividad y generará empleo, porque “la moderación salarial” por la que se ha apostado hasta ahora “no es la solución”. Por último, exigió incentivos para que se potenciar el proceso. “Ya no hay marcha atrás”, concluyó.