De manera progresiva y hasta septiembre: el plan para recuperar trenes de Ávila que espera Salamanca

Renfe promete la vuelta de frecuencias entre Ávila y Madrid mientras Salamanca espera un plan para recuperar conexiones perdidas.

El mes de septiembre es el de referencia, por ahora, para que Renfe reactive las conexiones perdidas con Salamanca durante el estado de alarma y que no han vuelto con la 'nueva normalidad', que ha dejado a la estación salmantina con un 70% de los trenes que acostumbraba y en una situación inédita. Al menos, esta es la fecha ofrecida en Ávila para recuperar la totalidad de las frecuencias y horarios que había antes del 'parón' de la ciudad, un plan que todavía espera conocer Salamanca y que puede que no le encaje por completo.

 

La vuelta del servicio ferroviario va a ser complicada, al menos en Salamanca. Renfe ha tenido que devolver millones de billetes mientras ha durado la suspensión de la práctica totalidad de la oferta de trenes y sus pérdidas van a ser millonarias tras años de cuentas saneadas. Por ahora, y como ha explicado la compañía, la recuperación de servicios se hará de manera progresiva y si hay demanda. Eso pone a Salamanca en  una situación complicada, pero lo ocurrido en Ávila abre una esperanza.

 

Por ahora, Renfe tiene a la venta un solo Alvia al día a Madrid hasta septiembre y tres media distancia diarios, de los que pasan por Ávila. Renfe ha anunciado que devolverá tres de los horarios de la capital abulense con destino Madrid a las 5.55, 10.53 y 21.06 horas y sus respectivas vueltas desde la capital de España. El primer paso será a partir del lunes con el regreso de varias frecuencias y la progresión se hará a lo largo de todo el verano.

 

Por ahora, se desconoce si alguno de estos trenes serán los que arrancan en Salamanca y pasan por Ávila camino de Madrid; dos de ellos tardan 2h45 y uno supera las 3 horas. En cuanto al Alvia, en la actualidad solo hay uno a las seis de la mañana dirección Madrid y otro que regresa pasadas las diez de la noche a Salamanca. El criterio para recuperar será que tengan demanda, porque Renfe considera inviable fletar trenes sin pasajeros. La baja ocupación es la mayor dificultad que tiene la oferta ferroviaria salmantina, ya que los Alvia circulaban con una media del 50% de los asientos sin ocupar antes de la pandemia.

 

En todo caso, Salamanca ha demostrado su unidad para recuperar las conexiones ferroviarias que ha perdido. Un Alvia más, el quinto, además de recuperar los tres que faltan; más regionales con Valladolid; el tren con transbordo a Barcelona; y mejores tarifas y horarios para todos.

 

La oferta bajo mínimos de Salamanca se reduce, al margen de los trenes a Madrid, a un tren diario con Bilbao y San Sebastián con transbordo y los regionales a Valladolid, con solo dos horarios por los 4-5 anteriores. Y nada más, porque ya ni siquiera figura el tren con destino Barcelona que sí estaba en la lista hace unos días y tampoco se va a recuperar por ahora el tren hotel nocturno a Lisboa, el primero que cayó.