De los concursos de la tele a estudiar arameo en la USAL: "El saber está de moda"

Héctor Puertas ha conseguido importantes premios en concursos como 'Pasapalabra' o 'Saber y ganar', algo que le apasiona tanto como los idiomas semíticos, que estudia en la Universidad de Salamanca.

Héctor Puertas

Es polifacético. Estudiante, emprendedor, escritor y participante de concursos. Su paso por 'Pasapalabra', 'Saber y ganar' o 'Quién quiere ser millonario' han permitido al salmantino Héctor Puertas convertirse en un rostro popular y televisivo y llevar el nombre de Salamanca a la televisión, junto a otros populares rostros como Jero o José Pinto.

 

Su afición por los concursos le viene desde muy joven. "Siempre he tenido muy claro que quería ir a los concursos. Antes de tener 18 años estaba esperando a cumplirlos para poder llamar y así lo hice". Una decisión que le cambió la vida. Su primer concurso fue 'Pasapalabra' y con el dinero que ganó pudo montar su negocio, una librería anticuaria en el centro de Salamanca.

 

Y es que los libros antiguos son otra de sus grandes pasiones. "Mi afición por los libros antiguos comenzó cuando estaba trabajando en Francia, en los viñedos como peón agrícola, y en la última campaña que estuve, que fue para la poda de enero a marzo, vivía en una ciudad, en Carpentras, que tiene un mercado centrado en las antigüedades y había libros antiguos. Allí empecé a comprar algunos por puro gusto, porque entonces no sabía que me iba a dedicar a la venta del libro antiguo. Esto fue en 2014 y ese verano me llamaron para Pasapalabra y comencé a ir a concursos y ganar dinero, dejé de ir a Francia a trabajar y con ese dinero tenía pensado montar algo y al final me decanté por los libros, porque me había picado el gusanillo de los libros antiguos gracias a aquello, aunque yo he sido siempre muy lector, y ha sido una elección acertada".

 

Sus conocimientos en distintas ramas del saber le han permitido participar en distintos programas de televisión. Unos concursos que en la actualidad viven un momento de auge. "El saber está de moda y yo que me alegro por muchas circunstancias, primero porque me llaman para muchos concursos y porque como espectador me gustan, especialmente 'Saber y ganar', que pocos días me lo he perdido en 23 años. Ahora los concursos están de moda y funcionan en audiencia, está claro que cuando empiecen a dar síntomas de bajón las cadenas van a dejar de lado muchos de ellos y se quedarán los concursos de siempre, pero mientras tanto hay que aprovechar todo lo posible".

 

De hecho, acude a todos los que puede. "Estoy encantado de ir a todos porque me lo paso bien y gano dinero". Una circunstancia que lo ha convertido en un rostro popular para los espectadores. "Siempre se ha reconocido a los concursantes, pero lo que ocurre es que antes había dos concursos de este tipo y 'Saber y ganar' tiene una audiencia buena pero limitada, por lo que la gente que sale ahí no es un fenómeno de masas; ahora, con nuevos formatos en 'prime time', facilita el que se nos reconozca y nos estamos convirtiendo en figuras". 

 

Estudiante de un Grado de la USAL único en Europa

 

Además, es uno de los tres estudiantes de segundo del Grado en Estudios Hebreos y Arameos en la Universidad de Salamanca, una titulación única en Europa. Y es que el arameo y los idiomas semíticos son algo que siempre le ha llamado la atención, aunque no siempre se planteó estudiarlo en la universidad. "Hasta los 20 años había estudiado Historia, lo hice año y medio pero luego lo dejé y no había vuelto a estudiar ni a planteármelo. Siempre me ha gustado el tema de las culturas de Oriente Próximo y un día trasteando por Internet e investigando sobre el arameo moderno vi una gramática escrita por Efrem Yildiz, que ahora es vicerrector de la USAL, y vi que era profesor del Grado en Estudios Hebreos y Arameos de la Universidad, un grado único en Europa porque hay otras carreras de estudios semíticos pero no tienen el arameo como lengua obligatoria en todos los cursos. Estaba interesado en esto y había en mi ciudad la carrera y pensé que era una oportunidad muy buena y me puse en contacto con él, le conté mi situación, porque yo por entonces estaba solo en la librería y trabajaba mañana y tarde, y no hubo ningún problema. Saqué el primer año casi sin ir a clase".

 

Se trata de unos estudios con un número reducido de alumnos pero muy motivados y realmente interesados en la materia. "El año pasado estaba yo solo, pero este año yo estoy cursando segundo con otras dos chicas, así que ahora somos tres y el primer año éramos dos. Sin embargo, este año no hay nadie en tercer y en cuarto, ahora estamos los tres de segundo y cuatro en primero, que nunca ha habido tanta gente en primero". No obstante, él, al igual que sus compañeros, cursa estos estudios por vocación. "No tenía pensado volver a estudiar y elegir carrera, sino que me atraía esa materia, estaba en Salamanca y eso fue lo que me hizo decidirme a volver a estudiar. Sabía que iba a costar al estar trabajando y cuando voy a los concursos pero estoy motivado porque es algo que me gusta".

 

Aunque se encuentra a mitad de sus estudios, no se plantea un trabajo relacionado con la materia en el futuro. "Quiero acabar los estudios aunque no quiero dar clase de mi carrera, lo hago por gusto. Aunque sí me gustaría escribir libros relacionados con ciertos aspectos de mi carrera como alguna traducción de algún libro, pero no como un objetivo primordial. No me he puesto a estudiar para trabajar de eso pero sí me gustaría aprovecharlo para hacer alguna cosa".

 

Y es que se trata de un Grado que puede tener más salidas de lo que parece. "Estos estudios salidas tienen porque pocos candidatos hay para que te quiten el puesto de profesor en la carrera y también para más cosas". Por ello, "me gustaría que los chavales se pararan a reflexionar y si alguno le llama la atención que se atreva".

 

Lo que sí tiene claro en relación con sus estudios son sus deseos de conocer gente nativa de esos idiomas para poder entablar conversaciones con ellos y conocer los pueblos en los que aún se habla arameo. "Efrem es nativo de arameo y sí que me gustaría visitar la zona donde vive el pueblo asirio, que es quien lo habla, y también hay dos pueblos en el oeste de Siria que hablan el dialecto occidental. El arameo tiene entre medio millón y un millón de hablantes y me gustaría visitarlos y es algo que haré, cuando esté la cosa más calmada, para poder practicarlo".

 

Unos idiomas que se han convertido en su pasión. "Estudio las tres lenguas semíticas porque me gustan independientemente del número de hablantes que tengan porque estoy interesado en esa zona del mundo porque siempre me ha gustado".

 

Además, se trata de idiomas muy diferentes al castellano, con sonidos y escrituras complicados. Todo un reto con el que, poco a poco, va descubriendo la "artística y la lógica" de estos idiomas. "Hay muchas características que son muy diferentes al castellano. Por ejemplo, en el hebreo tienen catorce vocales y hay cambios vocálicos, que son lo más difícil del idioma. Son sonidos muy diferentes pero a la vez muy bonitos porque son muy armónicos. Las lenguas semíticas son muy artísticas y lógicas. Fonéticamente tienen algunos sonidos que pueden ser complicados para nosotros, especialmente el árabe, que ha conservado sonidos que en arameo o hebreo se ha tendido a simplificar. El árabe los ha conservado porque como lengua sagrada se intenta mantener como lo hablaba Mahoma y tiene sonidos guturales y aspirados que son muy difíciles de pronunciar, pero las otras dos afortunadamente han simplificado".

 

Pero no sólo concursos, libros e idiomas son las aficiones de Héctor Puertas. Escribir es otra de sus grandes pasiones. Tanto es así que ya ha escrito un libro y tiene en mente otros proyectos. "Escribir es algo que siempre he tenido en mente, siempre me ha gustado y tenía claro que lo iba a hacer y que lo seguiré haciendo".

 

De hecho, ya tiene un libro en el mercado, 'Porque soy humano', una obra de "reflexiones mías sobre todo tipo de temas, algunos más filosóficos otros más cotidianos. La inspiración son las vivencias del día a día, son todo reflexiones que me han surgido y las he ido escribiendo" y añade que ya tiene "varias opciones en mente para otro libro, pero ahora estoy centrado en las clases y luego me pondré de nuevo a escribir".

Comentarios

anna 11/03/2020 20:31 #1
da gusto la gente como tú ...

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: