De la Semana Santa al Lunes de Aguas: los eventos suspendidos, aplazados o en riesgo en Salamanca
Cyl dots mini

De la Semana Santa al Lunes de Aguas: los eventos suspendidos, aplazados o en riesgo en Salamanca

El coronavirus ha trastocado educación, competiciones deportivas, oposiciones o la Semana Santa, y puede afectar a las comuniones o el Lunes de Aguas.

El coronavirus va a suponer un tsunami en el calendario de actos, eventos y celebraciones en Salamanca. Casi desde el primer día, con las primeras sombras de la pandemia, el virus ha trastocado costumbres y actos empezando por el multitudinario besapiés de Jesús Rescatado. Después han ido cayendo en catarata eventos suspendidos, aplazados o en riesgo.

 

Lo próximo podría ser una cita emblemática de Salamanca. Se trata del Lunes de Aguas. La celebración salmantina por excelencia llega este año el 20 de abril; si no se prorroga otra vez el estado de alarma, será solo una semana después del final del decreto, y todavía se desconoce cómo van a levantarse las restricciones.

 

Con la norma actual, romerías y otros eventos multitudinarios están prohibidos; una fiesta como el Lunes de Aguas, con la ciudad tomada por miles de personas para celebrar el fin de la Pascua y el regreso de la 'carne' no parece tener encaje por las limitaciones para permanecer en la calle y las recomendaciones de distancia social, incluso si se levantara el confinamiento. 

 

Desde el Ayuntamiento de Salamanca no han tomado postura alguna, aunque correspondería a la Policía Local controlar que no se celebrara, llegado el caso.

 

En una situación parecida estaba la Feria del Libro, prevista para el 9-17 de mayo en la Plaza Mayor, sobre la que este viernes se estaba tomando una decisión que se comunicó el sábado: se aplaza.

 

 

Estos son los principales aplazamientos y suspensiones de actos en Salamanca

 

El 12 de marzo TRIBUNA adelantó la decisión que, al día siguiente, iba a tomar la Junta de Castilla y León: cerrar los centros educativos. Se hizo por un período inicial de quince días pero la prórroga del estado de alarma los va a mantener así más tiempo, reforzada ahora la decisión con el cierre total de colegios que manda también a los profesores a casa. El día 12 de marzo ya lo había hecho la Universidad de Salamanca con la suspensión de las clases.

 

También está afectada la admisión, el proceso para conseguir plaza escolar en el curso 2020/2021, que empezó el 11 de marzo con la publicación de vacantes pero que ha sido interrumpido hasta que se recupere la normalidad. En la misma situación está el proceso para conseguir plaza en las guarderías, que tenía que empezar el 15 de abril en la Junta y también en el Ayuntamiento. Tampoco se sabe nada a estas alturas del calendario escolar del próximo curso que estará marcado por la manera en que termine este.

 

Lo mismo ha ocurrido con las oposiciones en Educación, 1.400 plazas que quedan en suspenso y para las que estaban previstas las pruebas el 30 de junio. La consejería no renuncia a celebrar estas multitudinarias oposiciones, necesarias para dotar al sistema de profesores, pero en las que participan miles de aspirantes repartidos por sedes de toda Castilla y León.

 

En materia educativa, la EBAU, la antigua 'selectividad' se retrasará y se marcha al mes de julio tras el acuerdo entre el ministerio y las comunidades.

 

También están suspendidas por ahora las procesiones de la Semana Santa. El día 11 de marzo, anes del estado de alarma, la Junta de Castilla y León ya recomendó suspender las procesiones de 2020 por ser aglomeraciones de gente que impedían respetar las mínimas medidas de distancia social e higiene. El día 13 de marzo las cofradías decían suspender la Semana Santa de Salamanca

 

El Vaticano ha propuesto llevárse los desfiles al mes de septiembre, pero la propuesta no gusta demaisado. También ha hecho recomendaciones para celebar los ritos litúrgicos, a puerta cerrada, sin público y a través de los medios de comunicación.

 

También puede afectar a las fechas tradicionales de las comuniones. La Diócesis no ha tomado ninguna decisión todavía, pero puede que tengan que retrasarse.

 

Entre los sectores más afectados, el deporte. Pasada la Copa de la Reina, uno de los útlimos eventos deportivos de la ciudad, las competiciones se pararon en seco. Tras algunas controversias, se decidió que los principales equipos de fútbol (Guijuelo, Unionistas, Salamanca CF UDS) y baloncesto (Perfumerías Avenida) jugaran a puerta cerrada, pero después se optó por la suspensión de todo, también la competición europea en la que participa Avenida, que a punto estuvo de tener que ir a Rusia, cuando este país impuso cuarentenas obligatorias. La FIBA dio por terminadas sus competiciones.

 

Unionistas ha suspendido incluso sus elecciones. El día 23 de marzo se suspendió el fútbol profesional de manera indefinida tras jugar algunos partidos europeos ya en plena crisis sanitaria. El pensamiento unánime de los equipos de fútbol es regresar; 

 

Lo mismo le ha ocurrido a atletas como Álvaro de Arriba o Lorena Martín, que han estado manteniéndose en casa, pero que ya saben que los Juegos Olímpicos se aplazan a 2021 y que la temporada atlética no tiene fecha de regreso. Lorenzo Santolino también está pendiente de lo que ocurre con la temporada de rallys, aunque el Dakar 2021 parece asegurado.

 

También ha afectado al Mercado de Ganados, que redujo en un tercio su aforo para después suspenderse, y a la lonja, que ha mantenido dos semanas sus precios a la espera de la evolución de la situación.

 

También ha tenido un efecto en el empleo, con 11.000 personas en ERTEs. Y también en el tráfico, reducido a una cuarta parte de lo habitual.