De Jong y Memphis arañan un punto para el Barça
Cyl dots mini

De Jong y Memphis arañan un punto para el Barça

Los de Koeman salvan un empate ante un Athletic que fue mejor 75 minutos.

El Barcelona reaccionó los últimos 15 minutos de su visita a San Mamés para sacar al menos un empate (1-1) en la segunda jornada de LaLiga Santander, un gran partido del Athletic Club, aunque perdonó mucho, hasta que le faltó la gasolina al final.

 

La realidad del Barça parece no ser la de la primera media hora ante la Real Sociedad. En Bilbao, ante un rival que sí fue fiel a sí mismo, el cuadro culé estuvo inoperante durante 75 minutos. Los de Marcelino sabían lo que tocaba y no se guardaron nada.

 

Con 10.000 aficionados en las gradas, los 'leones' mordieron en cada jugada, con una presión incansable que alimentó el gol en el minuto 50 de Iñigo Martínez. En el enésimo córner, el central ganó a todos en la carrera y el salto e hizo justicia en el marcador.

 

Sin fuerza en las piernas, con Gerard Piqué lesionado a la media hora, al Barça le faltaron líderes. No fue en el primer partido, pero ya en el segundo el cuadro culé echó de menos a Messi. La nueva era sin el argentino no tiene al mejor comodín del mundo.

 

Lo más parecido para los de Ronald Koeman fue Frenkie de Jong. El neerlandés apareció finalmente en el centro del campo, donde Pedri pide descanso a gritos, y también se sumó al ataque. Un balón al larguero fue el aviso y poco después llegó el fusil de Memphis.

 

El Barça pasó a recuperar balones, devolvió la presión aunque tarde, y el ariete logró el 1-1 en el minuto 75. El ex del Lyon sin embargo tuvo también el gol de la victoria en dos ocasiones más, una de cabeza que no remató y otra más fácil que la que marcó.

 

Al final peleó el aspirante culé al título, aunque lo hizo cuando el Athletic le dejó o no pudo más. Los de Marcelino quisieron celebrar el regreso de la afición a San Mamés tras año y medio y al menos no les faltó actitud. Les faltó el gol que andan buscando.

 

El Barça no tuvo la pegada que se le presupone, ya que Braithwaite falló a los seis minutos casi en área pequeña. Al borde del descanso, Araujo, quien entró por Piqué, llegó a ver puerta en una chilena, pero el árbitro lo anuló por una dudosa falta previa.

 

Casi se sale con la suya el Barça, después del despliegue local, con un tremendo disparo al larguero de Sancet y muchas acciones con peligro de Iñaki Williams. Eric Garcia sufrió mucho y terminó expulsado en la última jugada del partido, ante Williams Jr.

 

El Barça no tuvo el control, no tuvo el balón, y corrió tras las camisetas rojiblancas también en el segundo tiempo. A los 20 segundos de la reanudación, Araujo sacó un gol bajo palos. Demir y Sergi Roberto fue la reacción de Koeman, pero fue De Jong y el cañón de Memphis lo que cambió algo la cara a un Barça que flojeó.