De Arriba hace probar a Kszczot su final demoledor

Álvaro de Arriba le disputa la victoria en Lievin al atleta más dominador del 800 a pocos días del Mundial. El salmantino sorpendió a Kszczot a una vuelta del final con un ataque demoledor que sostuvo 200 metros. Sólo dos centésimas le han separado de la victoria.

Álvaro de Arriba ha presentado su candidatura como estrella del atletismo esta noche en el mitin de Lievin, en Francia. Ha sido allí donde ha plantado cara a toda una figura mundial, el campeón Adam Kszczot, al que ha hecho probar una de sus grandes armas, un ataque demoledor y sostenido de 200 metros al que el polaco no ha logrado responder hasta la llegada a los cuadros donde, in extremis, y con sólo dos centésimas de ventaja, ha salvado los muebles y ha evitado la derrota.

 

Durante muchos metros pareció que De Arriba iba a dar la campanada en una carrera con rivales muy cualificados. No sólo el polaco, sino también Smaili, Aman y un pelotón de africanos. No ha importado. De Arriba ha hecho una carrera inteligente, muy de campeonato, sin importar la marca y con un único objetivo: darle un susto al campeón polaco. De Arriba tiene muy estudiado a Kszczot: sus tácticas, sus parciales, su manera de correr... De hecho, ha realizado una carrera muy 'a lo Kszczot', colocado a cola del pelotón hasta la última vuelta, con él y el polaco ocupando los dos últimos puestos. 

 

Al toque de la campana de la última vuelta ha lanzado un ataque demoledor en el que casi atropella a la 'liebre'. Sólo le han seguido el etíope Kipkoech y Kszczot. El salmantino ha sostenido su ataque casi los 200 metros del último giro y, hasta el último centímetro, ha tenido la victoria en su mano. El keniano no ha logrado darle alcance, pero el polaco no podía permitirse la derrota y ha apretado sobre los cuadros para imponerse por dos centésimas: 1.47.12 por 1.47.14 después de 'tirarse' a la meta. Lo justo, impelido para evitar una derrota. Ha salvado los muebles, pero ahora ya sabe que ese joven español al que se ha cruzado ya en varios grandes campeonatos va en serio a Birmigham. Va avisado...y con el susto en el cuerpo.

Noticias relacionadas