De Arriba espera el duelo con Kevin López para refrendar su billete para el Europeo

Álvaro de Arriba, durante su participación en los Juegos Olímpicos de Río.

Álvaro de Arriba y Kevin López son los dos únicos atletas con mínima para el 800 y tienen las dos mejores marcas. Las lesiones han evitado un 'cara a cara' que asegurará la plaza a quien se imponga en el Campeonato de España en Salamanca.

Álvaro de Arriba tiene, por ahora, asegurada su presencia en el Campeonato de Europa de pista cubierta de Belgrado. La mínima conseguida el domingo en Antequera le convierte en uno de los pocos que acredita la marca de clasificación, se ha puesto segundo del ránking con un registro poco frecuente en los últimos años y sólo le falta refrendarlo con una buena actuación en el Campeonato de España de pista cubierta para hacerse con una de las tres plazas previstas. El espaldarazo definitivo se lo puede dar el título en un duelo directo con Kevin López.

 

La mínima es obligatoria para acudir y en su prueba sólo tiene otro atleta, Kevin López. El registro es lo suficientemente bueno como para pensar que va a ser difícil que nadie le descabalgue de la segunda posición del ránking, e incluso que le pueda disputar la primera a López. En los últimos años, sólo López y el salmantino han bajado de esos 1.47:57. Y pocos son los que han estado por debajo de los 1.48:50 de la mínima, aunque hay atletas que lo pueden lograr. La pasada temporada fueron otros cuatro además de López y De Arriba: Saúl Ordóñez, Daniel Andújar, Diego Cabello y el ya retirado Antonio Manuel Reina. El plazo para hacer la marca acaba el día 26 de febrero.

 

Así que con la mínima hecha y una buena posición en el ránking casi asegurada, se lo va a jugar todo en el Campeonato de España en 'casa', en la pista cubierta Carlos Gil Pérez de Salamanca. Acudir es obligatorio y demostrar un buen estado de forma, imprescindible para ser seleccionado. En la práctica eso significa que es obligatorio pisar podio para conseguir una de las tres plazas disponibles, siempre y cuando no haya más marcas por debajo de la del salmantino. El espaldarazo fundamental sería batir a Kevin López en un duelo que casi no se ha producido. En el nacional indoor del año pasado López se impuso al salmantino, que no pudo devolver la moneda al aire libre ante la ausencia de su rival. El título bajo techo iniciaría una gran rivalidad entre ambos.