De Arriba avisa de cara al Europeo: "Sé que tengo más en las piernas"

Álvaro de Arriba, antes de salir en su semifinal del Mundial de Londres.

El mediofondista salmantino, satisfecho con su puesto 16 mundial, busca más experiencia internacional para conocer a sus rivales de las grandes citas. "Ya tengo ganas de pegarme en el Europeo del año que viene con los más fuertes del 800, que son los europeos", adelanta.

Recién llegado a Salamanca, Álvaro de Arriba todavía está impresionado con el estadio olímpico de Londres y el llenazo diario y 'mosca' por no poder ver el 1.500, su prueba a partir de 2020 si no hay cambios, que quería haber disfrutado in situ y que fue su programa para la tarde de este jueves ya en casa. Todavía va a apurar agosto en busca de mejorar su marca personal, a la que ya le ha dado un buen empujón esta temporada. Y todo eso, con su hoja de ruta muy clara para los próximos años, que pasa por meterse en la élite del 800 de lleno.

 

El atleta salmantino llega satisfecho con el resultado, puesto 16 del mundo en su primer Mundial absoluto, pero lo primero que hace es autocrítica. "Sé que tengo más en las piernas", asegura sobre una participación con la que terminó como mejor español y cuatro puestos más arriba que en los juegos de Río, entrando en semifinales a sus 23 años. "Estoy satisfecho, vengo el 16 del mundo con el nivel que había y la gente que se ha quedado fuera", dice De Arriba antes de hacer memoria sobre los atletas de campanillas que han quedado por detrás. "Con 23 años y primer Mundial en semifinales... en 2019 hay que intentar el 'top 12' y en los juegos de Tokio a entrar en la final", son los deberes que se pone un atleta que reconoce su juventud e inexperiencia.

 

Eso pasa, primero, por el Campeonato de Europa al aire libre del próximo verano. "Ya tengo ganas de pegarme en el Europeo del año que viene con los más fuertes del 800, que son los europeos", dice recordando que el nuevo campeón mundial es francés y que el segundo y el cuarto, también.

 

En cuanto a la clave para mejorar en grandes campeonatos, De Arriba cree que es una cuestión de experiencia. Las eliminatorias se mueven en tiempos que le son accesibles, pero el hecho de tener que correr dos días seguidos, en carreras tensas con rivales a los que no se enfrenta habitualmente es lo que hay que mejorar. "Lo que me falta es más experiencia y poder competir con esta gente antes de los campeonatos, en los mítines, conocerles a todos, saber cómo corren", asegura. "Que llegue el gran campeonato y sea una carrera más, saber cómo corren y cómo moverse", insiste.

Noticias relacionadas