De 1,20 a 1,80: la diferencia de medio metro que puede complicar la nueva ordenanza de terrazas

Una de las terrazas

Partidos y vecinos plantean alegaciones sobre la distancia mínima de paso que fija la nueva normativa municipal: es de 1,20, pero quieren que se amplíe a 1,50 ó 1,80 metros libres.

La nueva ordenanza de las terrazas entra en su fase decisiva, la de las alegaciones. Este día 13 de febrero termina el plazo para presentarlas y son varios los partidos, asociaciones y agrupaciones que han decidido plantear cambios al texto que el equipo de Gobierno quiere que esté listo para estrenarlo la próxima Semana Santa... salvo que se tuerza en alegaciones.

 

Una de las cuestiones clave va a ser la de las distancias que deben respetar sillas y mesas, y que centran las quejas de dos partidos políticos y de la asociación de vecinos de la Rúa, por ahora. Según el proyecto de ordenanza, la distancia mínima libre que debe dejar el velador (la unidad de mesa y sillas) es de 1,20 metros. Sin embargo, tanto PSOE como Podemos la consideran insuficiente.

 

Los socialistas han pedido que esa distancia se amplíe a 1,50 metros, a imagen de lo que se ha hecho en Valladolid, donde el mínimo es ese metro y medio, aunque se recomienda llegar a 1,80 metros. Y junto en esa medida, los 1,80 metros, coinciden con el planteamiento de Podemos y de los vecinos y comerciantes de la Rúa Mayor, y no es casualidad.

 

Esta es la distancia que marca la normativa nacional y la local no debería ser menos restrictiva, al ser de menor rango.  La Orden del Ministerio de Vivienda sobre accesibilidad en espacios públicos fija franjas mínimas de 1,80 metros de ancho entre las mesas y sillas y las fachadas de los locales para facilitar el paso a personas invidentes o con movilidad reducida.

 

En este sentido ya se ha pronunciado la concejala de Podemos, Carmen Díez, que ha pedido eliminar del mapa de terrazas las que estén pegando a las fachadas para no perjudjicar el paso de personas con dificultades de movilidad. Y eliminar también las que no dejen esos 1,80 metros de paso libre en aceras. Además, también ha apuntado otros preceptos de la norma nacional, como el límite de superficie ocupada por sillas y mesas en calles y plazas.

Noticias relacionadas