De 100 a 600.000 euros: las infracciones y las multas por saltarse las normas contra el Covid

La mascarilla NO se pone en el codo

Aprobadas las sanciones por no llevar la mascarilla, saltarse los límites de aforo o no cumplir con los límites marcados para la celebración de reuniones.

El pleno de las Cortes ha aprobado este miércoles el Decreto-ley 7/2020, de 23 de julio, por el que se establece el régimen sancionador específico por el incumplimiento de las medidas de prevención y contención sanitarias para afrontar la situación de crisis sanitaria ocasionada por la COVID-19 en la Comunidad de Castilla y León. Son las multas por saltarse las restricciones marcadas tras el acuerdo conjunto entre las comunidades autónomas y el Gobierno, como no llevar la mascarilla, saltarse los límites de aforo o no cumplir con los límites marcados para la celebración de reuniones.

 

En este Decreto Ley, que se estructura en tres capítulos, trece artículos, una disposición transitoria y una adicional, se establecen tres tipos de sanciones, que se podrán imponer tanto a personas físicas como jurídicas, y que se clasifican en 'leves', con multas de entre 100 y 3.000 euros; 'graves', entre 3.000 y 60.000 euros y 'muy graves', entre 60.000 y 600.000 euros.

 

Se consideran infracciones 'leves' los incumplimientos de las medidas que puedan producir riesgo de contagio a menos de quince personas; las infracciones se considerarán 'graves' cuando puedan resultar afectados y contagiados entre 15 y 150 personas y "muy graves" cuando la posibilidad de contagio pueda afectar a mas 150 personas.

 

En este cuadro sancionador se impondrán multas por el incumplimiento de los límites de aforo permitido; la celebración de reuniones, fiestas o cualquier acto permanente o esporádico ya sea privado o abierto al público en los que se produzcan aglomeraciones, como podrían ser los botellones; el no llevar a cabo las medidas de higiene, prevención y control establecidas para cada establecimiento o actividad; el incumplimiento o mal uso de la mascarilla; el no respetar la distancia de seguridad interpersonal; el no respetar la cuarentena ni los horarios de apertura y cierre de los establecimientos; el inhabilitar las pistas de baile; el no mantener las distancias entre las mesas y sillas de las terrazas y las faltas de respeto a las autoridades.

 

Además, se considerarán infracciones "graves" la apertura de locales o la celebración de actos que hayan sido expresamente prohibidos; el incumplimiento reiterado de los horarios; no comunicar a la autoridad competente los casos de sospecha o diagnóstico de COVID-19; la denegación de apoyo o colaboración con las autoridades; la denegación de la práctica de toma de muestras o pruebas relacionadas con el coronavirus o la resistencia a suministrar datos.

 

En el caso de que todos estos supuestos puedan provocar contagios en más de 150 personas las sanciones se considerarán "muy graves", con multas de entre 60.000 y 600.000 euros.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: