Daniel Hernández Ruipérez: "El nuevo sistema de concesión de becas es contrario a la igualdad de oportunidades"

La Universidad de Salamanca celebró esta mañana su Consejo Ordinario de Gobierno, en el que también se procedió a aprobar el nombramiento de tres nuevos profesores eméritos honoríficos.

Esta tarde, el Rector de la Universidad de Salamanca (USAL), Daniel Hernández Ruipérez, y la Secretaria General, Ana Cuevas Badallo, ofrecieron una rueda de prensa para presentar un resumen de los aspectos más relevantes analizados en el último Consejo Ordinario de Gobierno.

 

Una vez más, la USAL se reafirmó en su negativa al Real Decreto que pretende poner en marcha el Ministro de Educación sobre la reforma del sistema de concesión de becas. El rector de la institución académica no comparte una medida que “pide mayor exigencia para optar a una beca que para acceder a algunas titulaciones universitarias” y reconoce sentirse preocupado por un Real Decreto que cree contrario al principio de igualdad de oportunidades y que, además, podría tener efectos colaterales como la disminución del número de alumnos. Por ello, desde la USAL instan al Ejecutivo a mantener la convocatoria de becas en los mismos términos del pasado año, “a pesar de que hay puntos en los que no estamos de acuerdo”, afirmó el rector. También ven necesaria la apertura de un debate para consensuar un modelo de becas que resulte igualitario y satisfactorio, teniendo en cuenta que el número de familias que solicitan becas es mayor pero no así los presupuestos destinados a ellas; y puso como ejemplo a los 380 alumnos de la USAL que se han quedado sin beca de la Junta de Castilla y León únicamente por falta de financiación, a pesar de que cumplían todos los requisitos para su concesión.

 

Daniel Hernández Ruipérez también quiso dedicar unas palabras sobre la marcha del profesor e investigador Jesús San Miguel a la Universidad de Navarra: “Nos alegramos por él pero no ocultamos el pesar de la universidad”. El rector confesó su deseo de implantar en la USAL un modelo similar al que va a dirigir San Miguel, pero reconoció que es inviable en el actual sistema sanitario y educativo público.

 

Otro de los puntos tratados en el Consejo Ordinario de Gobierno fue la apertura de las convocatorias a concurso para la incorporación de nuevos profesores ayudante-doctor y profesores asociados, así como de las comisiones de contratación de estas plazas. Además, 10 de las actuales plazas de profesor asociado serán reconvertidas a plazas de profesor ayudante-doctor, atendiendo al índice de necesidad de profesores en cada área del conocimiento y el número de doctores disponibles en ellas; una medida que, considera el rector, “normaliza la situación de algunos profesores asociados que, sin embargo, desempeñaban su labor de forma exclusiva en la USAL”.

 

Hoy, 27 de junio, también se ha producido la votación y aprobación del nombramiento de los nuevos profesores eméritos de la USAL que, sin embargo, dada la situación económica actual, sólo lo serán a título honorífico (no podrán desempeñar su labor y no percibirán cuantía). Ellos son: José María Alvariño Herrero, del Departamento de Química Física; José Luis Goy Goy, del Departamento de Geología; y el Gregorio Hinojo Andrés, del Departamento de Filología Clásica e Indoeuropeo.

 

El rector también quiso trasladar su satisfacción después de conocer que la USAL se encuentra entre las 100 mejores universidades en el área de arte y humanidades, según el ranking QS. “Es una buena posición, pero hay que seguir mejorando”, sentenció. También se alegró de que algunos másteres de la USAL también se encuentren entre los primeros puestos en diversos ranking de másteres universitarios.

 

Otros asuntos tratados en el Consejo Ordinario de Gobierno fueron el buen resultado de las Pruebas de Acceso a la Universidad, la firma de un mayor número de convenios de colaboración educativa con empresas e instituciones para la realización de prácticas profesionales (desde julio de 2012 hasta hoy ya suman más de 700) o la firma de la primera franquicia en Estrasburgo de la escuela para la enseñanza de lengua española de la USAL.