Dani Chamorro: "Es muy duro que te digan que vas a perder un ojo..."

El capitán de Unionistas de Salamanca habla sobre el calvario que está viviendo por un problema en uno de sus ojos, que se agrandó cuando no parecía nada serio. Varias operaciones después, vuelve a recuperar la sonrisa y no descarta al 100% volver a jugar al fútbol.

(Foto: Arai Santana)

 

CHAMORRO, EN FRASES

 

  • "Hace 4 o 5 meses me dijeron que había que extirpar el ojo, que me fuera mentalizando, que era una opción casi segura"
     
  • "Estoy mucho más contento y tranquilo porque la opción de perder el ojo, salvo contratiempo inesperado, ha desaparecido"
     
  • "Creo que nunca voy a saber la causa de esta enfermedad..."
     
  • "Llegó un momento en el que el fútbol pasó a un segundo o tercer plano y eso que es mi pasión"
     
  • "Directiva y jugadores han estado muy cerca de mí y me han hecho partícipe del éxito del ascenso"
     
  • "Lo he dicho mil veces, la afición de Unionistas es el motor del club"

De estar a punto de perder uno de sus ojos... a no descartar al 100% que pueda volver a jugar al fútbol. Estas dos situaciones, completamente opuestas, tienen tan solo 5 meses de diferencia, pero un calvario entre medias.

 

Un 'simple' herpes dio paso a un hongo que se complicó mucho más de lo previsto, muchas operaciones, gotas y medicamentos después, Daniel Chamorro habla sobre todo lo que le ha tocado vivir, algo que uno nunca espera y que le permite valorar lo que es más importante en la vida: precisamente eso, vivir...


chamorro unionistas

 

El capitán e icono de Unionistas CF jugó su último partido en el derbi disputado en El Helmántico (26 de noviembre), ya con unas gafas protectoras, cuando la enfermedad estaba dando sus primeros pasos y, a partir de ahí, todo lo que pudo salir mal, salió. Ahora, con la córnea lastimada y poca capacidad de visión, curiosamente, Chamorro ve el futuro de un color más claro, porque ha pasado de perder un ojo a no descartar al 100% el hecho de tener que dejar de jugar al fútbol. Y es que en la vida, lo más importante es eso, la propia vida.

 

ESTADO DE SALUD ACTUAL: "Ahora mismo estoy esperando la última revisión que tengo a principios de agosto para ver cómo sigue el ojo, aunque ahora mismo está estable, dentro de la gravedad que aún existe. Estoy mucho más tranquilo y más desde que estoy yendo a Barcelona a recibir el tratamiento, que es donde realmente he mejorado. Pero ha sido todo muy complicado".

 

EL CALVARIO: "Todo comenzó con un herpes simple, sin más, que necesitaba un tratamiento en particular, y poco más. Pero, todo se complicó más de lo previsto cuando la medicación no me vino nada bien y apareció un hongo que solo afecta al ojo cuando está enfermo o débil y se encuentra en zonas agrícolas, terrenos con hierba... ahí sí que se agravaron los problemas porque no dieron con el tratamiento adecuado y las operaciones no fueron bien. En Salamanca me derivaron a Valladolid, porque allí habían tenido algún caso más similar, pero la medicación el tratamiento y las operaciones no fueron bien y el hongo era mucho más agresivo. De hecho, hace 4 o 5 meses me dijeron que había que extirpar el ojo, que me fuera mentalizando, que era una opción casi segura".

 

BARCELONA, LA SALVACIÓN: "Cuando me dijeron que iba a perder el ojo, decidimos buscar una alternativa, una última oportunidad. Viajamos a Oviedo, pero nos dijeron que no había guardia ese fin de semana y, entonces, miramos que en Barcelona sí había, con especialistas, y decidimos acudir allí. Y fue todo mucho mejor, porque desde el primer momento me ayudaron mucho y dimos con un tratamiento adecuado, además de salir bien una operación muy grave en la córnea. Tuve la fortuna de que el nervio óptico no se vio afectado, y ahora cada cierto tiempo viajo a Barcelona para el seguimiento. Estoy mucho más contento y tranquilo porque la opción de perder el ojo, salvo contratiempo inesperado, ha desaparecido. También tengo que agradecer el trato recibido en Salamanca, porque siempre me atienden en cualquier situación".

 

PERDER UN OJO...: "Estuve a nada de perder el ojo. De hecho, seguramente si no me hubiese tratado en Barcelona, hubiese perdido el ojo. Cuando me dijeron esto en Valladolid quisimos buscar otras opciones, aunque fueran las últimas, porque que te digan eso fue muy duro para mí y mi familia. Te vienes abajo...".

 

VISIÓN ACTUAL: "A veces veo un poco más y otras no tanto, depende del momento del día. Cuando la córnea está más transparente distingo mejor los colores y puedo ver alguna forma más, pero hay otros momentos en los que solo veo manchas. Pero hace 4 meses la situación era mucho peor".

 

IMPORTANCIA DE LA VIDA: "Es muy duro pasar por algo así y no te haces a la idea, porque piensas que nunca te va a tocar vivir esto. Empecé con un herpes y luego se complicó todo de la peor manera posible. El día a día es muy duro porque el problema en el ojo es muy grave, así que la paciencia es clave, no queda otra y mucho más después de escuchar que iba a perder el ojo. Me esperaba otra manera de vivir... pero ahora estoy más tranquilo porque llevo un tiempo estable, sin ir a peor y el tratamiento ya no es tan agresivo. Tengo menos gotas, menos medicación...".

 

 

LA CAUSA: "Pues creo que nunca voy a saber la causa de esta enfermedad... la herida provocada por el herpes se infectó y por eso me llegó el hongo. En un ojo sano no puede 'entrar', pero nadie me ha sabido decir por qué he pasado lo que he pasado".

 

EL FÚTBOL, LA VIDA...: "Con todo lo que me ha pasado, llegó un momento en el que el fútbol pasó a un segundo o tercer plano y eso que es mi pasión. Pero me di cuenta de que lo importante para poder disfrutar de las cosas es tener salud y yo no la tengo, al menos de momento. Luego, con el paso del tiempo buscas consuelo en saber que hay gente peor, que todo es mala suerte, que aunque me hubiese gustado estar en el 'verde' tengo suerte de tirar para adelante... si no puedo seguir en el fútbol, tendré que buscar otra cosa".

 

FUTURO EN UNIONISTAS CF: "Ahora mismo soy trabajador del club, porque tengo un año más de contrato, aunque aún no sé cuál va a ser mi función. Imagino que en unos días tendré conocimiento de este hecho para poder ayudar al club que me lo ha dado todo. Veremos a ver qué pasa en el futuro, pero mi intención es seguir aquí...".

 

APOYO INCONDICIONAL: "No puedo tener ninguna queja del club porque siempre se ha interesado por mí y han estado a mi disposición siempre que les he necesitado. Directiva y jugadores han estado muy cerca de mí y me han hecho partícipe del éxito del ascenso, y eso para mí ha sido muy importante".

 

LA AFICIÓN: "Es el motor del club; lo he dicho y lo diré mil veces. Es algo que no he vivido nunca y la gente del fútbol, fuera de Salamanca, alucina con todo el apoyo que nos brinda. También creo que me he ganado ese respeto y soy el único jugador que aguanta desde el inicio del club".

 

 

EL ANSIADO ASCENSO: "Como pasa en todas las temporadas, creo que vivimos momentos buenos y otros complicados, pero yo creo que eso nos hizo crecer. Fuera de casa tuvimos más problemas de los que pensamos quizá y el palo de Don Benito fue muy duro, porque con un gol hubiésemos estado ahí. Luego fuimos a Tarazona y creo que salimos reforzados pese a la derrota y fue un punto de inflexión, porque el choque de vuelta fue un gran partido por nuestra parte. Ya en la final, vivimos un momento muy bonito con todo lo ocurrido y creo que hemos visto recompensado todo nuestro trabajo con el ascenso a Segunda B".

 

¿VOLVER AL TERRENO DE JUEGO?: "Tengo que ser realista y sé que es muy complicado que pueda volver a jugar al fútbol, pero no lo descarto al 100% porque así me lo han dicho; eso me genera ilusión. Sé que no hay muchas posibilidades, que tendría que hacerlo con gafas... pero si recupero un 80% de la visión, podría volver a jugar al fútbol y para eso sigo luchando".

 

LO QUE HA ECHADO DE MENOS: "El día a día que tenía antes de la enfermedad. El fútbol es mi pasión y entrenar es lo que más me gusta. Antes, me levantaba con la ilusión de ir cada día al campo, algo que lamentablemente no puedo hacer ahora. Pero lucho por recuperar mi salud y poder tener una vida más o menos normal".