"Da gusto venir a Salamanca porque se vuelca con el duatlón"

Los tres primeros clasificados en el VIII Duatlón Ciudad de Salamanca (Foto: Alba Villar)

Javier García, ganador por segundo año consecutivo de la competición charra, ha destacado "la clase de todos los rivales" tras vencer.

El segoviano Javier García se ha impuesto por segundo año consecutivo en el Duatlón Ciudad de Salamanca. En esta ocasión ha manifestado que "la estrategia era la misma que el año pasado, aunque los rivales fueran distintos, ya que conocía el recorrido. He tratado de correr rápido en el primer tramo y soltar a mis rivales en la bici para poder hacer la segunda transición más controlada y mantener en el último segmento a pie", reconocía.

 

"He tenido buenas sensaciones y he demostrado que me encuentro fuerte, más de lo que pude mostrar en el Campeonato de España de Soria, donde me quedó una espinita", apuntó el segoviano residente en Valladolid.

 

Javier García quiso añadir: "En una gozada competir aquí porque Salamanca se vuelca con el duatlón y porque he tenido unos rivales con mucha clase".

 

Por su parte, Enrique de Diego -segundo clasificado- ha asegurado que "no conocía el recorrido y me ha parecido duro como me esperaba. La carrera a pie tenía continuas subidas y bajadas que la hacían muy dura y la bici también".

 

"En la primera transición he cometido un fallo al montarme en la bici y he perdido 5-6 segundos que no he podido recuperar; a Pedro (Ramos) le he intetado dejar porque sé que a pie anda muy bien y efectivamente al final me ha recortado", añadió.

 

Por último, el corredor más aclamado en meta, el salmantino Pedro Ramos ha conseguido repetir el podio de la pasada edición "que era mi intención, ya que los rivales este año han sido incluso más fuertes", decía.

 

"De Diego me ha cogido al final porque es más fuerte en bici que yo. He sufrido en este sector que es siempre mi hándicap porque no he podido entrenar todo lo que pudiera por el trabajo y luego ya a pie las diferencias mínimas se pagan", añade.

 

"Tenía dudas de competir hoy por molestias físicas, pero me apetecía correr en casa y me han podido las ganas", reconocía el salmantino.