Curso 2020/2021: el Covid no logra entrar en las aulas salmantinas pese a la ola de contagios

Una profesora aplica gel a un niño en el colegio Gran Capitán de Salamanca. Foto: A. Santana

Desde que el 9 de septiembre empezó el curso, los colegios de Salamanca suman 12 positivos y una veitena de aulas cerradas, mientras 'fuera' hay miles de contagios.

El balance del primer mes de curso escolar 2020/2021 no puede ser más positivo en materia de salud. Marcado por la presencia del Covid, y en medio de una segunda ola de contagios de grandes dimensiones en Salamanca, los colegios salmantinos cumplen un mes con cifras exiguas: 21 aulas cerradas, ni un colegio clausurado y una docena de positivos en total.

 

El número de aulas cerradas por positivos detectados es muy reducido. Esas 21 con las que acabó este viernes son menos de un 1% de las 2.300 operativas; no llegó a pasar nunca de 23 aulas cerradas a la vez. Entre profesores y alumnos solo se han detectado en el ámbito escolar 12 positivos: en el mes de curso entre el 9 de septiembre y el 9 de octubre el Covid no ha logrado penetrar en los colegios en una provincia que ha sumado casi 3.000 positivos, cerca de 700 solo en la capital.

 

El número de aulas cerradas llegó a ser de 23 a finales de septiembre tras una lenta evolución. El primer caso de positivo en un colegio, y el consiguiente cierre de un aula, se comunicó oficialmente el 14 de septiembre cuando un grupo del San Mateo se tuvo que marchar a casa por un positivo de un alumno. Desde entonces la cifra fue escalando, pero también mermó a partir de la segunda semana de colegio cuando empezaron a terminar cuarentenas. Ahora está estabilizada.

 

A finales de septiembre se confirmó el éxito de las burbujas escolares. El sistema para reducir contacto entre alumnos con los llamados grupos de convivencia había logrado mantener bajos los niveles de contagios y cierre de aulas, a pesar de que la provincia sufría una segunda ola de Covid y la capital estuvo durante septiembre con restricciones extremas por los contagios. Mientras la provincia sumaba más de 12.000 positivos y el hospitales aumentaba un 30% sus enfermos de Covid, los colegios estaban con una docena de positivos y un 1% de aulas cerradas.

 

La clave es que, a pesar de las dificultades, los centros escolares salmantinos lograron preparar a tiempo las instalaciones y adaptarlas a las exigencias del protocolo Covid de Educación: una difícil tarea que resolvieron correctamente. Eso les costó a muchos trabajar hasta entrado agosto y volver antes de lo previsto en septiembre para tenerlo todo listo en septiembre. Lo que se ha conseguido es que los entornos escolares sean ahora, probablemente, el lugar más seguro y a salvo del Covid, algo que la consejería ha reconocido.