Curso 2019/2020: lo que cambia en el proceso para elegir colegio

Colegio Piedra de Arte en Villamayor

Educación hace oficial la orden que regulará la admisión escolar el próximo curso, 

La Consejería de Educación ha hecho público este viernes la orden que regula el proceso de admisión, las normas que regirán para matricularse en los centros escolares de Castilla y León durante el curso 2019/2020. A falta del calendario, se confirman algunos de los cambios ya adelantados, como el uso de una aplicación informática para la petición de plaza, y se detallan algunas cuestiones como la simplificación en dos períodos de matrícula, eliminando el extraordinario.

 

Por ahora, no hay calendario de admisión, salvo en el caso de Educación Infantil, en el que la presentación de solicitudes tanto de reserva de plaza como de nuevo ingreso.

 

La orden (consultarla completa en este LINK) regulará el nuevo proceso de admisión del alumnado que se aplicará en los centros sostenidos con fondos públicos de Castilla y León que impartan enseñanzas de segundo ciclo de Educación Infantil, Educación Primaria, Educación Secundaria Obligatoria, Bachillerato y Programas de Transición a la Vida Adulta el próximo curso escolar 2019-2020. Con esta nueva ordenación, se pretende favorecer la integración y facilitar el reparto equilibrado del alumnado con necesidad específica de apoyo.

 

Una de las novedades es que la matriculación del alumnado se realizará a través de la aplicación informática que establezca al efecto la consejería competente en materia de educación. En tanto en cuanto no esté disponible la aplicación informática a que se refiere el artículo 29.4, el formulario de matrícula estará a disposición del alumnado y sus familias en los centros docentes y en el Portal de Educación (http://www.educa.jcyl.es). Esta aplicación evitará tener que entregar las solicitudes presencialmente en los centros escolares.

 

Para simplificar el proceso se realiza una reestructuración del proceso de admisión sustituyéndose los tres periodos hasta ahora existentes: ordinario, extraordinario y excepcional, por solo dos: ordinario y excepcional. Con ello se garantiza una adjudicación de plazas más rápida a los interesados que, por presentar la solicitud fuera de plazo o duplicada, tenían que esperar a finales del mes de julio (extraordinario) para conocer el centro en el que debían escolarizarse.