Cultura pide cinco años más para hacer el edificio que albergará los símbolos franquistas retirados de las calles

El ministerio solicita la cesión de una parcela por otros cinco años, hasta 2023, para ejecutar el nuevo edificio que será archivo y sede de vestigios franquistas retirados de las calles.

El Ministerio de Cultura y Deportes ha pedido una nueva prórroga en la cesión de la parcela que deberá albergar la tercera sede del Centro de la Memoria Histórica, su nuevo edificio en Tejares, que lleva en proyecto desde 2014 y que no se ha ejecutado hasta ahora por falta de proyectos y estudios previos. El nuevo edificio será depósito y taller de restauración del  Centro Documental de la Memoria Histórica, y también depósito de vestigios franquistas eliminados. La prórroga, de otros cinco años, renovaría la cesión de la parcela por parte del consistorio salmantino para ejecutar este nuevo edificio. El asunto se ventilará este jueves en la comisión de contratación y régimen interior. 

 

La cesión se firmó en junio de 2010 y el ministerio disponía de cinco años para ejecutar la nueva sede. El plazo inicial se ha consumido sin poder hacer el nuevo archivo por haberse centrado en las obras de la sede principal y otras de índole presupuestaria, argumenta el ministerio. El contrato de cesión tenía una condición resolutoria: si el ministerio no hacía el nuevo edificio en ese plazo o si no mantenía el destino para el que se pidió la cesión, la parcela revertiría al Ayuntamiento. Ahora se pide una prórroga de cinco años a contar desde noviembre de 2018 ya que el proyecto para hacer el nuevo edificio sigue vigente.

 

La tercera sede del Centro de la Memoria está en proyecto desde 2014, pero no ha avanzado nada. Se trata de un edificio de nueva creación que se va a hacer en una parcela del barrio de Tejares, cerca de Los Alcaldes, cedida por el Ayuntamiento de Salamanca, un proyecto que no termina de avanzar. 

 

El Centro tendrá tres sedes: el antiguo Archivo de la Guerra Civil de Salamanca, junto a las Catedrales; la zona más expositiva, en la plaza de Los Bandos de la capital salmantina; y otra sede, en el barrio de Tejares, para el archivo. Tiene que ser capaz de albergar 30 kilómetros lineales de documentos y taller de restauración para el citado Centro Documental de la Memoria Histórica . Además, esta subsede albergará los vestigios franquistas retirados de las calles con la ley de la Memoria Histórica.

 

El Gobierno anunció en 2014 que pretendía relanzar el Centro de la Memoria Histórica precisamente con el inicio de las obras de una tercera sede que se ha prometido para 2018, con un presupuesto total de 7 millones de euros. Sin embargo, el ministerio de Cultura ni siquiera ha sido capaz de gastar los escasos 100.000 euros reservados para 2017. 

 

Según una respuesta parlamentaria a pregunta del diputado socialista David Serrada, se reservó una cantidad para el estudio geotécnico y topográfico del solar donde se va a hacer. Pues bien, el porcentaje de ejecución es del 0% porque el gasto se aprobó en octubre por 21.175 euros, por un contrato menor que se quedó en 13.310 euros de los que no se han ordenado pagos, pendientes de trabajos en ejecución.

 

El proyecto del Centro de la Memoria no termina de avanzar como estaba previsto. Creado bajo el impulso del Gobierno socialista, la llegada del PP al Ejecutivo y la crisis frenaron la inversión. Después, el actual gobierno ha anunciado su intención de retomarlo, pero sin éxito. El centro de la plaza de Los Bandos abrió hace dos años y se han logrado colecciones como la de Centelles, pero la subsede de Tejares ya tenía que estar en obras y no se ha dado ni un paso.