Cuidado que ese Miura puede con todos