Cuidado con las alergias: la Junta advierte de niveles altos de pólenes de olivo, gramíneas y quercus
Tribuna mini Saltar publicidad
Asanz 600x800 file
Cyl dots mini

Cuidado con las alergias: la Junta advierte de niveles altos de pólenes de olivo, gramíneas y quercus

Flores

Béjar y el sur de la provincia también tendrán disparados los niveles de pólenes de plantas urticantes, como ortigas, parietarias y pelosillas, al menos hasta el próximo lunes.

Las personas que sufran alergias a algún tipo de polen deberían tomar precauciones extra durante los próximos días. Dos webs especializadas en información meteorológica (Meteored y eltiempo.es) advierten de que estamos atravesando semanas con niveles altos de polen.

 

"Algunos de los que, hasta ahora, habían sido grandes focos de concentración, como Extremadura o Ciudad Real, podrán respirar más tranquilos. Sin embargo, otras zonas que habían logrado mantenerse en verde, pasan a engrosar la lista de zonas con índices elevados o moderados", entre las que ubican a provincias como Salamanca, Segovia, Madrid o Toledo, apuntan en eltiempo.es. Desde Meteored señalan que "a mediados de abril, mucho antes de lo habitual, comenzaron los problemas para los alérgicos al polen causado por el ciprés y el plátano de sombra. Ahora la floración de las gramíneas, el olivo, especies de las ortigas, las urticáceas y el quercus están creando singulares problemas con altos niveles de polen".

 

La Junta detalla un poco más cómo serán los próximos días. La administración regional elabora los jueves una previsión del fin de semana siguiente, en la que calcula los niveles de polen en cada provincia de la Comunidad. Para ello emplea las estaciones de medida que tiene repartidas por toda la Comunidad. Dos de ellas están en nuestra provincia, en Salamanca y Béjar.

 

De acuerdo a las previsiones de la Junta, durante los próximos cuatro días se prevén niveles altos de pólenes de olivos, gramíneas y quercus (robles y encinas), y moderados de pino, llantenes, acederas y plantas urticantes (ortigas, parietarias y pelosillas). La Junta considera niveles altos aquéllos con más de 50 granos de polen por metro cúbico de aire; y moderados los que ocilan entre los 26 y los 50 granos. El resto de pólenes (margaritas, abedules, cipreses, sauces, rosas...) se mantendrán en niveles bajos, al menos hasta el lunes.

 

 

La comparativa con los datos de la semana pasada revela que ha aumentado el volumen de granos de polen de olivo, ya que hace siete días estaba en niveles moderados y ahora está en altos; y también el de plantas urticantes, que han pasado de niveles bajos a moderados.

 

La situación en Béjar, donde hay otra estación de seguimiento, será un poco más complicada que en la capital salmantina, con niveles altos de olivos, gramineas, quercus y urticantes; y moderados de pinos, llantenes y acederas.

 

Uso de mascarillas

 

Respcto a la posibilidad de usar mascarillas para paliar los efectos del polen, la doctora Noelia Colomer, especialista en alergología en el Hospital IMED Valencia, recomienda a los pacientes alérgicos seguir usando mascarilla tras la pandemia, ya que "sigue y seguirá siendo una herramienta muy útil a la hora de reducir los síntomas".

 

"Era de esperar que el uso de mascarillas, sobre todo las que ofrecen mayor filtración, ayudase a las personas alérgicas a minimizar los síntomas de su alergia respiratoria", ha expresado Colomer. "Se conocía la eficacia de estos dispositivos, pero los pacientes eran reacios a utilizarlas, bien fuera por incomodidad, vergüenza, o reparo", recoge E. Press.

 

Pero no todas las mascarillas son eficaces. La Sociedad Española de Alergología (SEAIC) recomienda el uso de las mascarillas autofiltración tipo FFP2, FFP3 y EPI frente a las quirúrgicas y cubrebocas. Así lo asegura también la doctora Colomer, quien asegura que, frente a los aeroalérgenos (pólenes, esporas de hongos, ácaros y epitelios) no sirve cualquier tipo de mascarillas. "Las que van a ayudar a los pacientes alérgicos a filtrar las partículas alergénicas del aire que respiran son las FFP1, FFP2, FFP3 y EPI". Asimismo, aclara que las FFP1 no protegen frente al contagio, ya que no filtran el aire que exhala la persona que las porta.