Cuatro pastillas a la semana son igual de eficaces para controlar el VIH que el tratamiento diario

Pastillas (Foto: E. P.)

Los investigadores consideran que este tratamiento intermitente podría mejorar la tolerabilidad y el coste de las terapias antirretrovirales (TAR).

Una investigación francesa presentada durante la conferenecia de la Sociedad Internacional de Sida (IAS 2019), que se ha celebrado esta semana en Ciudad de México, ha evidenciado que un régimen de tratamiento de 4 píldoras a la semana no tiene una ecacia inferior al tratamiento diario en VIH entre aquellas personas con carga viral suprimida.

 

En base a estos resultados, los investigadores consideran que este tratamiento intermitente podría mejorar la tolerabilidad y el coste de las terapias antirretrovirales (TAR). En datos presentados el año pasado, este estudio ya demostró una tasa de éxito del 96 por ciento de una estrategia de mantenimiento 4 días a la semana en el estudio piloto 'ANRS 162 4D'.

 

Este nuevo trabajo, conocido como 'ANRS 170 QUATUOR', fue diseñado para demostrar la no inferioridad de esta estrategia frente al tratamiento diario con tres fármacos en pacientes con carga viral controlada (VL). En este ensayo de fase III, abierto, aleatorio y multicéntrico, los participantes fueron seleccionados entre el 7 de septiembre de 2017 y el 22 de enero de 2018.

 

En el momento del ingreso al estudio, la edad media de los más de 600 participantes era de 49 años, con un 85 por ciento de hombres. En la semana 48, teniendo en cuenta que la última visita de los pacientes se registró el 4 de abril de este año, la tasa de éxito del tratamiento fue del 95,6 por ciento en aquellos con un tratamiento de 4 días frente al 97,2 por ciento en los que siguieron con su pastilla diaria habitual, lo demuestra la no inferioridad.

 

Los resultados de este nuevo trabajo van en la línea con los avances de otras investigaciones, que están consiguiendo controlar el VIH con el mismo éxito pero reduciendo el número de dosis, lo que a su vez podría mejorar la adherencia a los tratamientos y disminuir la toxicidad sobre el paciente.

 

Por ejemplo, otros dos estudios presentados en esta misma conferencia han concluido que un régimen de dos fármacos, dolutegravir y lamivudina, puede sustituir a los antirretrovirales basados en tres medicamentos.

 

En el futuro cercano, se pasará a una inyección mensual, en lugar del tratamiento diario, basado en dos fármacos, o incluso los expertos en VIH plantean la posibilidad de que sea un 'pinchazo' cada dos meses. Por el momento, ensayos fase III (en los que se suelen basar las autoridades reguladoras para aprobar los fármacos) han demostrado que son igual de ecaces que la pastilla diaria.