¿Cuánto cuesta una operación en el hospital de Salamanca?

Una de las pruebas más cara en el hospital de Salamanca, que atiende a pacientes con una enfermedad infecciosa o parasitaria, conlleva una factura de 6.500 euros, dependiendo de la gravedad del caso. 

Los pacientes que acuden a un servicio público de salud rara vez son conscientes de que algo tan habitual como visitar al médico o hacerse una radiografía tiene un precio. Nada es gratis, aunque a muchos se lo parezca. Pruebas, tratamientos, sesiones, estudios... ascienden a cantidades, pero son las intervenciones quirúrgicas, las que disparan los costes. 

 

Una Orden de la Consejería de Salud publicada en 2005 fija los precios públicos de los servicios sanitarios prestados en centros del Sistema Público de Salud de Castilla y León. La normativa se ha venido modificando en los últimos años.

 

Este baremo es el que utiliza el Sistema de Salud salmantino para facturar a terceros. Aunque la sanidad pública española es universal, los servicios sanitarios cobran a compañías aseguradoras los servicios prestados a usuarios que no cuentan con tarjeta sanitaria.

 

El desembolso medio que suponen las más frecuentes oscila entre 30 y 6.000 euros, para poder facturar los gastos a entidades como mutuas o compañías de seguros privados, así como a otras comunidades autónomas a cuyos vecinos atiende. 

 

Una de las pruebas más cara en el hospital de Salamanca, que atiende a pacientes con una enfermedad infecciosa o parasitaria, conlleva una factura de 6.500 euros, dependiendo de la gravedad del caso. Además de las intervenciones de este tipo, se han disparado las de oído, nariz y boca con un precio de 5.700 euros. 

 

Las intervenciones de cadera y rodilla también han experimentado un espectacular incremento en los últimos cinco años. Implantar una prótesis en la cadera cuesta unos 2.400 euros. Y sí es en la rodilla, 2.133 euros. Solo la prótesis cuesta como mínimo 2.000 euros. No es casual que este tipo de cirugías sean las que cuenten con una mayor lista de espera.

 

Y algo tan emotivo como traer un nuevo niño al mundo también está sujeto a las leyes económicas que marca el vil metal. Entre 2.255 y 25.606 euros, según la dificultad y el tipo de parto. Si es con cesárea, el coste puede variar. 

 

Las operaciones más caras en España

En el caso de las intervenciones más complejas, el coste se dispara. En este apartado, los trasplantes ocupan las primeras posiciones. El más caro es el de médula ósea.

 

En el lado contrario se encuentran las intervenciones realizadas por métodos que no requieren hospitalización (cirugía menor y cirugía mayor ambulatoria), que en su práctica totalidad tienen un coste para la Administración que no supera los 1.000 euros por operación. Muchas de ellas no superan siquiera los 500 euros.