¿Cuántas viviendas de Salamanca pueden acogerse a las nuevas ayudas del Plan de Vivienda?

Un informe elaborado por idealista.com revela que un 40,6% de las viviendas de la provincia podrían  obtener las ayudas del nuevo plan del Gobierno.

El Gobierno aprobó este 9 de marzo el nuevo Plan Estatal de Vivienda 2018-2021 que contempla ayudas al alquiler y a la compra para menores de 35 años, además de facilitar el acceso a la vivienda tanto en régimen de alquiler como de compra en las zonas afectadas por la despoblación rural.

 

Las ayudas se refieren a las viviendas que estén situadas en municipios de menos de 5.000 habitantes y cuenten con un precio inferior a los 100.000 euros. A día de hoy, la base de datos de idealista.com cuenta con 51.910 viviendas que cumplen con estos requisitos, lo que supone un 23,6% del total.

 

Toledo es la provincia en la que más viviendas hay disponibles para quien quiera acogerse a estas ayudas (4.425 viviendas), seguida por la provincia de Valencia (3.801) y Cantabria (2.165). En la provincia de Barcelona hay disponibles 1.130 inmuebles, mientras que en Madrid se reducen hasta 958. En Álava no hay ninguna vivienda disponible para quien necesite acogerse a estas medidas del Gobierno, mientras que en Las Palmas solo son 34, 86 en Baleares y 87 en Guipúzcoa.

 

Pero, ¿qué pasa con Salamanca? ¿Cuántas viviendas pueden acogerse a este tipo de ayudas en la provincia? Según idealista.com, un 40,6% de las viviendas podrán ser beneficiarias de este tipo de nuevas subvenciones, o lo que es lo mismo, 1.197, para situarse dentro del 'Top 20' de España con na mayor número de inmuebles que pueden acogerse a esta iniciativa.

 

LAS CLAVES DEL PROGRAMA: 

 

El nuevo plan contempla ayudas económicas para el pago del alquiler de hasta 390 euros al mes, siendo el límite de hasta el 40% de la renta, que se eleva al 50% para los jóvenes menores de 35 años y para mayores los mayores de 65 años.

 

Podrán acceder a estas ayudas quienes cumplan los siguientes requisitos:

 

- Menores de 35 años y mayores de 65 años.

 

- Quienes tengan un contrato de alquiler por una renta igual o inferior a 600 euros mensuales, cifra que se podrá ampliar hasta 900 euros mensuales en determinadas zonas a definir por las comunidades autónomas.

 

- Que la unidad familiar tenga un límite de ingresos de 3 veces el Iprem (1.613,52 euros mensuales en 14 pagas). Para familias numerosas y personas con discapacidad el límite estará en 4 veces el Iprem (2.151,36 euros mensuales por 14 pagas) y para familias con miembros con discapacidad severa y familias numerosas de categoría especial en 5 Iprem (2.689,20 euros por 14 pagas).

 

Los criterios de prioridad que se seguirán para otorgar las ayudas serán conforme al número de miembros de la unidad de convivencia y a los ingresos.

 

AYUDAS A LA VIVIENDA EN MUNICIPIOS DE MENOS DE 5.000 HABITANTES

 

Otra de las líneas estratégicas del nuevo Plan de Vivienda es la de hacer frente al reto demográfico en los pequeños municipios. Para ello el Gobierno ha incluido ayudas al alquiler de vivienda habitual para la para jóvenes en municipios con una población menor a los 5.000 habitantes aunque no ha especificado sus características, un incremento del 25% en la ayuda para la rehabilitación de viviendas de uso habitual en los mismos y ayudas a la compra por un máximo del 20% y de 10.800 euros por vivienda para quienes reúnan los requisitos siguientes:

 

- Que el comprador o los compradores sean menores de 35 años.

  

- Que el municipio en el que se compre la vivienda tenga menos de 5.000 habitantes.

 

- Que la vivienda sea de uso habitual.

 

- Que el precio máximo de la adquisición no sea superior a 100.000 euros.

 

¿CUÁNDO PODRÁN SOLICITARSE ESTAS AYUDAS?

 

Según ha indicado el Gobierno en la presentacion del nuevo plan, las ayudas podrán recibirse  en el momento en el que cada comunidad autónoma haya abierto las órdenes correspondientes, aunque ha indicado que el plazo puede rondar los dos o tres meses. 

 

Según ha indicado el ejecutivo, todas las ayudas se aplicarán con carácter retroactivo desde el 1 de enero de este año.