'Cuando Volvamos Salamanca' coge carrerilla: "Esta iniciativa ayuda moralmente, los clientes te adelantan su confianza"

Cuando Volvamos Salamanca

La iniciativa que comenzó en Madrid y que ya ha recorrido gran parte de España, además de Londres y México, cuenta con casi una veintena de empresas salmantinas y una población deseosa de planes para cuando finalice el confinamiento.

Covadonga Monte es la organizadora del proyecto 'Cuando Volvamos' en la ciudad salmantina, que desde el pasado 22 de abril abrió sus puertas a todos aquellos pequeños y medianos negocios que, debido a las circunstancias, quisieran ofrecer planes, canjeables a largo plazo. Así, el principal objetivo de la iniciativa consiste en ayudar, valorando la esencia de cada una de las empresas.

 

Hace una semana hablábamos de lo ilusionante que sería el proyecto y dos días después de su puesta en marcha ya cuenta con 18 empresas, de ciudad y provincia. "La verdad es que el recibimiento ha sido muy caluroso, pero nos queda mucho recorrido, todavía hay que seguir haciéndose ver y por supuesto podemos llegar a muchas más empresas. Quedan días de confinamiento y queremos ayudar a todavía más negocios", asegura su coordinadora.

 

"Me siento muy satisfecha por haber podido abrir y que la población de Salamanca lo haya acogido de esta forma. Se ve que hay mucha concienciación, porque los clientes no compran un vale de un negocio, sino que compran varios planes de varios negocios. Al final, lo que cuenta es ayudar lo más posible y tenemos desde hostelería, pasando por turimo, estética y scape room, un poco de todo", señala.

 

Rubén, propietario de Coffee Corner advierte de que han sido los propios clientes que frecuentaban su negocio los que le han animado a unirse a la iniciativa. "La verdad es que es muy bonito y especialmente en un momento en el que tu te ves con dudas, cómo sigues o incluso si sigues. Que sean los propios clientes los que promueven este tipo de iniciativas dice mucho", señala.

 

¿Que valor real aporta este proyecto ahora mismo? "Es muy positivo, porque parece que todo te empuja a pontenciar las redes sociales y la presencia en el mundo digital, pero al final todos ahcemos lo mismo y serías una gota de agua en medio del mar. Que haya este tipo de proyectos que potencien el negocio local con movimientos entre clientes, te ayuda a sacar más la cabeza", cuenta.

 

"Ayuda, sobre todo, moralmente. Si solo pensamos en números, la cuenta estaría hecha muy rápido. Lo que ya se ha producido, además de lo que se espera...es muy difícil de recuperar, pero que te ayuden a intentarlo y que te respalden con esta iniciativa, se traduce en un apoyo real y una futura compra. Muchos de ellos serán clientes que cuando tú volvieras a abrir, seguramente volvieran a venir, pero que te adelanten esa confianza es lo que más llena", fizaliza.

 

La iniciativa no ha hecho más que coger carrerilla y a falta de una carrera entera por recorrer, la meta queda muy lejos, para una iniciativa cargada de esperanza que no se marca objetivos, sabiendo que ya ayudará a casi una veintena de negocios. ¿Te unes? Hazlo aquí.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: