Cuando la versión de una canción supera a la original

La historia de la música está plagada de artistas que, en un momento determinado, se sintieron sobradamente capacitados y con el suficiente talento como para mejorar una canción ya grabada anteriormente por algún(os) colega(s) de profesión.

ALL ALONG THE WATCHTOWER

 

El propio Bob Dylan no tuvo reparos a la hora de admitir que Jimi         Hendrix había mejorado su composición, editada por primera vez en el disco 'John Wesley Harding' de 1967. Tanto es así que desde entonces Dylan hizo suya esa variación para sus interpretaciones en directo, corroborándola de alguna manera como estándar. Y hay que recordar la afición de Bob por remozar sus canciones una y otra vez hasta dejarlas irreconocibles...

 

WITH A LITTLE HELP FROM MY FRIENDS

 

Los Beatles vampirizaron a todo tipo de artistas en sus primeros años (como los Rolling Stones, como Elvis Presley), pero también fueron 'mejorados' por algunos otros compañeros. Es el caso de un Joe Cocker en plenitud de facultades, quien en 1969 regaló al mundo su intensa revisión de esa joya de desenfadado pop que era 'With a Little Help From My Friends' (su interpretación en Woodstock fue espectacular), editada dos años antes por Lennon, McCartney, Harrison y Starr.

 

TWIST AND SHOUT

 

Ya que hemos mencionado a los Beatles, vamos a ello. 'Twist and Shout' es una composición de Phil Medley y Bert Russell, grabada por los Top Notes y versionada por The Isley Brothers. Cuando parecía que la cosa no daba más de sí, en 1963 aparecieron los cuatro de Liverpool para darle una vueltita más (en su primer disco) y convertirla en el clásico de la música popular de nuestro tiempo que es hoy.

 

HURT

 

El ocaso de la vida de Johnny Cash dejó multitud de joyas impagables interpretadas por la leyenda del country bajo la producción del gurú Rick Rubin. La revisión del 'One' de U2 pone los pelos de punta, así como la de 'Personal Jesus' de Depeche Mode', pero esta nueva visión del 'Hurt' de Nine Inch Nails es sencillamente sublime. El líder de Nine Inch Nails, Trent Reznor, ha asegurado en no pocas ocasiones que tras ver el videoclip de Cash, comprendió que la canción ya no era suya.

 

HALLELUJAH

 

No pasó gran cosa cuando Leonard Cohen publicó esta canción en la década de los ochenta. De hecho, habría pasado relativamente desapercibida si no la hubiera rescatado John Cale para un homenaje al icono canadiense años después. A partir de esta variante, Jeff Buckley, puso en pie una delicada pieza lírica que se convirtió en clásico tras su repentino fallecimiento en 1997. Y las versiones siguen sucediéndose.

 

THE MAN WHO SOLD THE WORLD

 

Esta composición original de David Bowie (1970) adquirió una nueva dimensión con el 'Unplugged in New York' sonando literalmente en todas partes tras el suicidio de Kurt Cobain en 1994. La versión de Nirvana consiguió pasar con tanta holgura 'la prueba del algodón' que muchos fans de la banda conocieron así a David Bowie, después de enterarse, no sin asombro, de que la canción no era obra del trío de Seattle.

 

I SHOT THE SHERIFF

 

Bob Marley compuso este clásico del reggae en 1973 y apenas un año después Eric Clapton la llevó hasta el primer puesto de las listas al darle un subyugante toquecito blues rock, aunque sin perder su cadencia jamaicana. La variación justa que necesitaba la canción para convertirse en un éxito atemporal.

 

YOU REALLY GOT ME

 

Por si acaso la grabación original de The Kinks en 1964 no fuera ya lo suficientemente rabiosa e incendiaria, Van Halen eligieron 'You Really Got Me' como carta de presentación al editar su propia visión de sus frenéticos acordes guitarreros como su primer single en 1978. Cualquier riff que pase por las manos de Eddie Van Halen es susceptible de mejorar, cierto, pero es que por aquella época la banda californiana estaba literalmente 'on fire'.

 

FRENTE A FRENTE

 

A pesar de tener un amplio cancionero tanto con Héroes del Silencio como en su ya más extensa trayectoria en solitario, Enrique Bunbury se fijó en esta delicada pieza de 1981 de Jeanette (compuesta por Manuel Alejandro) y supo imprimirle su grandilocuente y emotivo sello personal, convirtiéndola en primer single de su disco 'Las Consecuencias' de 2010. Actualmente, 'Frente a Frente' sigue sonando recurrentemente en sus conciertos, empastando majestuosamente con sus propias creaciones.

 

I WILL ALWAYS LOVE YOU

 

Tal fue el éxito de la película 'El Guardaespaldas' (1992) que difuminó hasta el paroxismo las líneas entre realidad y ficción, pues nadie podía creerse que Kevin Costner y Whitney Houston no hubieran vivido realmente ese intenso romance. La reinterpretación que la cantante hizo del 'I Will Always Love You' editado originalmente por Dolly Parton en 1973 era, además, la banda sonora perfecta para apuntalar una historia de amor de tal magnitud.