Cuando Cristina Cifuentes hacía campaña codo con codo con el PP de Salamanca

Foto tomada el 11 de junio de 2016 en la visita de Cristina Cifuentes a Salamanca.

Caída en desgracia, la hemeroteca revela cómo de cerca posaban para las fotos quienes ahora ya no conocen a Cristina Cifuentes.

Hace no tanto, Cristina Cifuentes era la cara más prometedora del PP y su visita a cualquier plaza era celebrada por los acólitos 'populares' como una gran dádiva. Cuando Rajoy o sus ministros no podían satisfacer las peticiones para acudir a actos de campaña, enviaban a la resuelta madrileña; de hecho, muchos la preferían para un acto a pie de calle antes que a cualquiera. Era la estrella del momento, pero le esperaba la dura caída que Clapton cantó en "Nobody Knows You When You're Down And Out".

 

La cima de su popularidad llegó, probablemente, hace dos años. Ya era presidenta de la Comunidad de Madrid y descollaba como una de las políticas mejor valoradas... algo curioso ahora que hemos asistido a su viaje a los infiernos del máster sospechoso y el oprobio del sonrojante vídeo del cuartito en el que le comunicaron que sí, que la habían pillado robando cosméticos. Pero entonces no había ni rastro de duda sobre su persona y le llovían las solicitudes para participar en la campaña de las elecciones de junio de 2016.

 

Tal es así, que el PP se enganchó a su impecable imagen de política trabajadora y mujer liberal para explotarla en campaña. Era el apoyo con más gancho para Rajoy, y la mejor compañía que podían tener candidatos y primeros espada de los populares para buscar el voto en aquellas elecciones generales. El presidente la tuvo de telonera en la apertura de campaña y después la mandó a recorrer hasta siete provincias, con especial protagonismo en Castilla y León.

 

 

Una de las jornada de aquellos días de éxito fue el 11 de junio en el que visitó Salamanca y Ávila. La labor de este rumorista permite ofrecer aquí enlace y fotos de las dos ocasiones. Curioso que en la capital abulense coincidiera con su 'compañero' de máster y polémica, Pablo Casado: ambos hicieron el mismo título que le ha costado el puesto a la expresidenta.

 

En Salamanca, Mañueco, Iglesias y varios candidatos a Congreso y Senado posaron sonrientes con la estrella 'popular' del momento y asistieron a un recital de respuestas, selfies, saludos... Vida de estrella. Su carisma dejó en evidencia la falta de verbo de muchos de ellos, alérgicos a hablar. Fotos sí hubo, claro, siguiendo el manual: el líder local, siempre bien cerca de la estrella del partido... un sitio que ahora nadie querría: ninguno de los que se arrimaban, ¿y que volverán en el (improbable) caso de que se levante?

 

Seguro que, como aquel carisma, el rastro de las muchas fotos o tuits en los móviles y redes sociales de los candidatos que tan sonrientes posaban habrá desaparecido. Nadie quiere ya tener nada que ver con la estrella de hace dos veranos. Y no es algo que extrañe a este rumorista. "Nobody knows you when you're down and out", "no, no, nadie te conoce cuando estás sin blanca y sin casa".