CSIF pone un "suspenso muy bajo" a un curso 2016/2017 "muy decepcionante" en Castilla y León

Isabel Madruga, responsable regional de Educación de CSIF.

El sindicato CSIF califica de "decepcionante, frustrante y desmotivador" el curso 2006-17 para la Educación Pública en la Comunidad. Exige acabar con la carga de trabajo a los profesores y que se respete el calendario escolar negociado.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) ha asegurado este lunes que los recortes junto a la "precipitación y la confusión" que ha generado la LOMCE, ha dejado un curso 2016-2017 "muy decepcionante, frustrante y desmotivador para la educación pública", al tiempo que ha acusado a la Administración de "mirar para otro lado", en vez de abordar "de una vez por todas los problemas de fondo del sistema educativo". Así lo ha manifestado la presidenta regional del sindicato, Isabel Madruga, quien ha precisado que "a pesar de todo", en CSIF se ha trabajado "para atenuar las presiones y el empeoramiento de las condiciones laborales" al tiempo que ha recordado que se ha exigido "hasta la extenuación" la recuperación de lo perdido

 

Por otro lado, Madruga ha asegurado que CSIF ya está preparando propuestas para todas las Juntas de Personal Docente, para que se respete el calendario escolar negociado en Mesa Sectorial de Educación y se "atiendan a criterios meramente pedagógicos". "La Administración merece un suspenso muy bajo", ha subrayado Isabel Madruga, ya que, tal y como ha explicado, "sigue parcheando una ley educativa, la Lomce, que no cuenta con el apoyo ni de partidos políticos, ni de sindicatos ni de la comunidad educativa".

 

Así, ha recordado que una de las principales reivindicaciones pendientes, "que toca abordar para el próximo curso, es la reducción de horas lectivas para los docentes". Isabel Madruga critica que la Administración no quiera "ver la tremenda carga de trabajo que se da a los docentes, cada vez con más tareas -al margen de dar clase-, en unos centros en los que crece la burocracia" y así ha puesto el ejemplo del programa RELEO Plus, que obligaba a los docentes a ocuparse de la gestión de la recogida de libros en julio, "cuando no es su competencia".

 

Asimismo, ha lamentado que este curso no se haya podido comenzar la negociación del modelo bilingüe, que CSIF rechaza "porque es una imposición que carece de garantías, de calidad y de equidad suficiente", por lo que espera que para el próximo curso se recupere la exigencia de haberse presentado a oposiciones para acceder a una plaza de interinidad.

 

Finalmente, el sindicato recalca la petición de negociación en el ámbito nacional y autonómico de la puesta en marcha del Acuerdo de 29 de marzo de 2017, que "posibilitará la mayor oferta de empleo público de la democracia". CSIF demanda negociar todas las modificaciones del Real Decreto de acceso e ingreso a la Funcion Pública, "aspectos como el peso de la experiencia docente en la fase de concurso de este proceso o la modificación de los temarios, es algo que deberá llevarse a Mesa de Negociación".

 

En el ámbito universitario, CSIF exige terminar con la pérdida de financiación por parte de la Junta y dotar a las universidades públicas de un modelo "estable y de carácter plurianual, que resulte suficiente para financiar una enseñanza pública universitaria de calidad", tal y como ha apuntado la responsable regional, quien ha recordado que entre 2010 y 2014 la aportación de la Comunidad a las instituciones académicas descendido un 16,21 por ciento

 

CSIF entiende que para recuperar y acercarse a los niveles del año 2010 haría falta un incremento anual mínimo del 8 por ciento en las transferencias directas de la Junta de Castilla y León, con el fin de cubrir al 100 por cien las necesidades de personal. Al respecto, el sindicato reclama que todo el personal de la universidad, incluido el de administración y servicios, quede incluido en el acuerdo de estabilización de empleo público del Gobierno, para que este colectivo también pueda contar con una carrera profesional y una capacidad de promoción.