Cruz Roja y Ayuntamiento ampliarán el Centro de Emergencias Social de Salamanca

Imagen del momento de la firma del convenio (Foto: De la Peña)

Actualmente está en la Plaza de San Vicente y se trasladará a la sede provincial de Cruz Roja para seguir proporcionando alimentación, higiene y descanso a transeúntes e indomiciliados.

Ayuntamiento y Cruz Roja han firmado hoy un convenio de colaboración para mejorar y ampliar las instalaciones del CES que se trasladarán, en los próximos meses, desde la Plaza de San Vicente a la sede provincial de Cruz Roja, en la zona donde se encontraba el Centro de Formación de la ONG.

 

El total de la inversión de las reformas en el CES asciende a más de 156.000 euros, de los que el Ayuntamiento aportará el 77% (120.000 euros —80.000 en virtud del acuerdo firmado hoy y otros 40.000 con cargo al año que viene—.).

 

El Centro de Emergencia Social se encuentra actualmente en la Plaza de San Vicente. Las obras previstas permitirán la creación de un nuevo centro con casi el doble de espacio que el actual, con más de 340 metros cuadros útiles —el CES actual dispone de 180 metros cuadrados. El apoyo económico del Ayuntamiento consolidará la ampliación de atención a los usuarios. En concreto, el servicio se prestará todos los días del año desde las 22,30 horas de la noche a las 15 horas de la tarde. Además, las nuevas instalaciones permitirán que el usuario del programa esté físicamente en el mismo sitio para su seguimiento y controles diarios.

 

El Ayuntamiento de Salamanca y Cruz Roja trabajan conjuntamente para impulsar la inserción social de las personas que se atienden en este servicio municipal que son, en su mayoría, transeúntes, sin domicilio o con algún tipo de dependencia. Según datos facilitados por Cruz Roja, la franja de edad mayoritaria de las personas a las que se presta servicio en el CES está comprendida entre los 39 y los 45 años. Asimismo, el 30% de las personas que asisten a este centro utilizan los servicios que se prestan en el mismo entre 2 y 7 días.

 

El CES dispone de personal preparado para dar una respuesta inmediata e individualizada a las necesidades de los usuarios. En este servicio se proporciona alimentación, higiene y descanso a personas en riesgo de exclusión social.