Cruz Roja Salamanca suma casi 200 nuevos voluntarios para combatir los efectos de la COVID-19

La entidad ha destinado hasta el momento 327.468 euros en la fase de emergencia -todavía activa- para luchar contra la crisis provocada por el coronavirus.

Cruz Roja Salamanca está trabajando en su plan específico de lucha contra los efectos del coronavirus con el apoyo de 316 voluntarios, de los que 194 se han sumado en las últimas semanas para colaborar en los distintos servicios de atención.

 

Ante esta situación, el presidente provincial de Cruz Roja, Jesús Juanes, ha querido agradecerles sus incorporaciones como voluntarios "con el ánimo de trabajar para ayudar a todas las personas que necesitan apoyo".

 

Asimismo, dentro de este capítulo de "reconocimiento" a las personas que ayudan a la entidad, Juanes también ha destacado las donaciones, colaboraciones y apoyos procedentes desde entidades y ciudadanos.

 

También, el presidente de Cruz Roja ha hecho hincapié en los cerca de 14.000 socios que tiene la entidad en la provincia salmantina, quienes colaboran con su aportación "de manera constante y leal" para seguir adelante con los distintos proyectos.

 

Las aportaciones de esos socios, junto con las ayudas de las entidades públicas y empresas, han permitido que Cruz Roja Salamanca haya destinado hasta el momento 327.468 euros en la fase de emergencia -todavía activa- por los efectos de la COVID-19.

 

Además, en una nueva fase de "recuperación", la organización humanitaria prevé sumar otros 850.000 euros hasta final de año con el propósito de apoyar a la sociedad con medidas de apoyo para alimentación o productos de higiene, atención psicológica, apoyo social, formación laboral o asesoramiento, entre otras líneas de trabajo.

 

Fase de recuperación

 

Cruz Roja Salamanca activará en junio una nueva fase en su dispositivo de respuesta contra los efectos de la COVID-19, que será la de "recuperación" y en la que la organización tiene previsto invertir 850.000 euros para ayudar a las personas que lo necesitan.

 

En sus primeras semanas, esta nueva fase coexistirá con la ya existente de "emergencia" para que los salmantinos tengan a su alcance respuesta para cualquier atención que precisen, independientemente de la etapa en la que se encuentren.

 

Dentro de la etapa de recuperación, la entidad se centrará en fortalecer el apoyo a personas que están en "especial dificultad" por la crisis ya existente, con acciones concretas, por ejemplo, en formación y en orientación laboral, así como otras líneas de trabajo en personas mayores, quienes tendrán a su disposición un nuevo servicio de acompañamiento con voluntarios, que les ayudarán a combatir la soledad y a salir a sus paseos.

 

Hasta el momento, en los dos primeros meses de pandemia y con la fase de emergencia en uso, Cruz Roja Salamanca ha contabilizado 14.912 personas de la provincia como beneficiarias en cualquiera de sus servicios.

 

Profesionales y 316 voluntarios han desplegado un sistema que ha permitido el seguimiento por llamada telefónica a 6.212 personas o la recepción de 4.405 solicitudes de ayuda, que en un 55 por ciento de los casos han llegado a través de los canales de la organización pero también otras desde entidades distintas o servicios sociales.

 

Así, Cruz Roja ha sumado 6.883 personas beneficiarias de ayudas, principalmente, en un 69 por ciento, a través de lotes con productos de alimentación, higiene o limpieza; el 23 por ciento se ha concentrado en tarjetas para la adquisición de este mismo tipo de artículos, y el resto se ha extendido en otras necesidades de farmacia o de apoyo para transferencias o para tirar la basura.

 

Igualmente, desde el inicio del estado de alarma, 233 salmantinos han recibido apoyo emocional, 53 menores han contado con aportaciones desde el apartado tecnológico o 987 han sido formados en ámbitos relacionados con la situación de emergencia actual; además de 477 que se han beneficiado de formación u orientación laboral.

Comentarios

¿Cruz roja? 19/05/2020 19:28 #1
Esta entidad cuenta con muy buena gente, buenos técnicos que se tiran largas temporadas trabajando como voluntarios y cuando son contratados , son explotados. Es una pena los dirigentes de ésta organización que no tienen idea de lo que supone hacer una buena intervención social, en esta ciudad falta profesionalidad.

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: