Cruce de acusaciones, tensión y pancartas entre los grupos en el pleno por la 'solución Mañueco'

Ganemos acusa a PSOE y Ciudadanos de plegarse a la voluntad del PP en el asunto de El Corte Inglés al aprobar la modificación puntual para legalizar la situación de los grandes almacenes. Cruce de

El intenso debate, de cerca de una hora, sobre la modificación puntual para dotar al fin de legalidad a la situación de El Corte Inglés, ha generado un importante cruce de acusaciones entre todos los grupos, que han incidido especialmente en sus ataques al grupo municipal Ganemos Salamanca, pero también al PP por haber impulsado los convenios que se declararon ilegales en los juzgados y que han mantenido en duda la legalidad del edificio y todo el sector 37. La denominada 'solución Mañueco' a este asunto ha generado división de opiniones.

 

La espoleta la ha activado el concejal de Ganemos, Gabriel Risco, al acusar a los grupos PSOE y Ciudadanos de plegarse a los intereses del PP y haber abandonado el acuerdo a tres bandas que tenía la oposición sobre la solución para este problema urbanístico. "Lo que hoy se decide aquí es una forma de gobernar, o se está con el amiguismo o se quiere que se trate a todo el mundo igual", ha dicho Risco en su segunda intervención. Risco se ha preguntado sobre cuál es la razón para que estos grupos hayan cambiado su posición. A Ciudadanos le ha dicho que "lo único que ha hecho es seguirle el agua al PP, que lo único que quiere es adhesión". Risco considera que ha dado resultado la estrategia de la reclamación patrimonial de 150 millones de euros que presentó El Corte Inglés y que el Ayuntamiento no rechazó. Para Risco, ha faltado "el reconocimiento expreso de que ha habido irregularidades" y que Ganemos "no ha tenido voluntad de imposición". "La ciudad ve hoy con verguenza esta solución que es un auténtico expolio a los intereses generales", ha concluido.

 

Fernando Castaño ha acusado a Risco de ser "la peor versión" del maniqueismo, al presentar las dos opciones posibles, "estar con el PP o con el pueblo", cuando "deberían contar la verdad de las cosas". "Ustedes quieren el cierre de El Corte Inglés, desean el cierre de El Corte Inglés, o en su defecto, la total rendición", ha dicho para recordarle que la reversión del proyecto no sería gratis. "Si usted no es parte de la solución, es parte del problema", ha respondido Castaño a Risco.

 

Fernando Vegas, de PSOE, ha pedido al concejal Risco "respeto" y "política con altura de miras, que no es una traición". "Si ustedes no estuvieran más en la búsqueda del conflicto que en la búsqueda de la solución no estaríamos así", ha dicho Vegas. Vegas se ha preguntado por qué los grupos que iniciaron el proceso judicial no solicitaron el cierre y si eso no tendría que ver con negociaciones paralelas que la formación Equo (de la que procede Risco) mantuvo con el Ayuntamiento de Salamanca. Vegas, eso sí, ha exigido al PP que el solar que se cambia de calificación, y que es de Defensa, no le cuesten un euro a los salmantinos. Y ha explicado que el  PSOE ha dado el apoyo a la modificación del PGOU porque está convencido de que es la solución a la desastrosa gestión urbanística del PP "y al que han contribuido sus compañeros de viaje".

 

El concejal García Carbayo ha retomado este hilo acto seguido en referencia directa a las iniciativas judiciales de Los Verdes-Equo, y ha acusado a Ganemos de tener lo que ha calificado como "intereses iconfesables". Les ha acusado también de decir que quieren el mantenimiento del empleo en el centro comercial, mientras daban pasos en los juzgados para que se cerrara. El teniente de alcalde asegura que la modificación puntual es la solución correcta y que, por la situación actual de todo lo que ya está hecho en la zona, el proyecto es firme.

 

El concejal asegura que un informe municipal desmiente que existan 20.000 metros cuadrados de exceso de edificabilidad, aunque eso es algo que el resto de grupos consideran cierto. Y ha criticado que Ganemos proponía una solución inviable en el caso de las compensaciones.