Crimen de Cabrillas: cuatro años para aclarar el incendio intencionado en el que murió una persona
Cyl dots mini

Crimen de Cabrillas: cuatro años para aclarar el incendio intencionado en el que murió una persona

Cuarto intento de juzgar los hechos de mayo de 2017 cuando una atracción de feria ardió con una persona dentro: los acusados se enfrentan a cargos por incendio con peligro para la vida y homicidio imprudente.

El crimen de Cabrillas, el incendio presuntamente intencionado de una atracción de feria en el que murió una persona, se celebra al fin este miércoles y jueves en la Audiencia Provincial de Salamanca. Es el cuarto intento de celebrar el juicio, que fue aplazado una primera vez por la renuncia de un letrado y para proceder a nuevas testificales, y después por la pandemia. Se juzga a los acusados por incendio con peligro para la vida y homicidio imprudente.

 

Casi cuatro años después de los acontecimientos, se esclarecerán las responsabilidades en el incendio intencionado de una atracción de feria que terminaron con el fallecimiento de una persona. Un asunto en el que, como ya publicó TRIBUNA, está implicado un plenario de la Cámara de Comercio y también mandatario de la patronal paralela CES. Este dirigente empresarial todavía ocupa cargos en ambas entidades.

 

El caso

El asunto se remonta a 2017. Sobre las 00:30 horas del 10 de mayo de 2017 la Guardia Civil de Salamanca tuvo conocimiento mediante avisos ciudadanos de una explosión y posterior incendio de un remolque en la calle Traseras de la localidad salmantina de Cabrillas. Tras ser extinguido el incendio fue localizado junto al remolque el cuerpo de un varón incinerado que carecía de documentación. Fue después de realizarse la autopsia y de cotejar de ADN de la víctima cuando se pudo establecer que el cuerpo correspondía a un varón de 37 años residente en Salamanca.

 

Gracias a la colaboración de diversos testigos se consideró como principal hipótesis la participación del fallecido en una quema intencionada del remolque y la atracción de feria, desconociendo las causas, por lo que se inició la operación “EGUETT” para el esclarecimiento de los hechos y la identificación y puesta disposición judicial de todos los implicados.

 

La investigación policial determinó en su día que el miembro del pleno de la Cámara de Comercio era propietario de la atracción y había encargado al fallecido y a otro sospechoso quemarla para así poder estafar a la compañía aseguradora. A.L.M. está acusado como presunto autor de los delitos de incendio, homicidio imprudente y estafa a la compañía aseguradora

 

Posibles colaboradores

La investigación pudo demostrar que el fallecido junto con otro varón, se trasladaron hasta Cabrillas para quemar la atracción de feria, explotando la misma por la acción del combustible y acelerantes manipulados por la víctima, tras lo cual huyó del lugar su acompañante.

 

Las arduas gestiones de los Guardias Civiles permitieron identificar al huido, un varón de 26 años de edad natural de Rumania y residente en Salamanca, siendo detenido el pasado 15 de junio en su domicilio del barrio Garrido de Salamanca, como supuesto autor de los delitos de incendio y homicidio imprudente. 

 

Siendo conscientes los responsables de la investigación que tanto el fallecido como el detenido habían actuados por la inducción de terceras personas, se mantuvo abierta la investigación hasta que se hallaron indicios suficientes para demostrar que los citados habían actuado contratados por el propietario de la atracción para destruirla y de esa manera poder estafar a la compañía aseguradora, para la cual les habría ofrecido un pago en metálico.

 

 

Por todo ello se procedió el 27 de junio a la detención en Salamanca del propietario de la atracción, un varón de 41 años de edad entonces, natural y residente en Salamanca, como supuesto autor de los delitos de incendio, homicidio imprudente y estafa a la compañía aseguradora, y a la investigación de la mujer de este (40 años de edad en aquella fecha, natural y residente en Salamanca) como colaboradora de los delitos reseñados.

 

De igual manera, el 28 de junio se tomó declaración en calidad de investigada a una mujer de 38 años de edad, natural y residente en Salamanca, como encubridora de los delitos de incendio, homicidio imprudente y estafa a la compañía aseguradora.