Cosas que no puedes olvidar cuando te subes al coche... y lo que te puede costar no llevarlas

¿Es obligatorio llevar el recibo del seguro? ¿Qué multa nos pondrán por conducir con el carné caducado? ¿Hay que llevar gafas de repuesto? ¿Nos pueden multar por poner mal los triángulos? Te lo aclaramos.

Estos días muchos españoles inician las vacaciones y se aprestan a uno de los viajes más largos en coche. Con las prisas o por la costumbre, podemos circular olvidando algunos papeles o accesorios y saltándonos algunas obligaciones que, muchas veces, desconocemos. Y eso nos puede costar una importante multa en algunos casos.

 

Lo primero que tienes que llevar encima es el carné de conducir. En función de la edad del conductor, el tipo de permiso, el estado de salud que revele en los exámenes médicos... cambian los plazos de renovación. Lo normal son diez años, pero no está de más comprobar cuándo caduca nuestro permiso antes de salir de viaje... porque la multa por llevarlo cadudcado es de 200 euros.

 

Si somos conductores noveles, no se nos puede olvidar llevar el distintivo con la 'L' correctamente colocado. Hay que ponerla en lugar visible y hay que llevarla durante el primer año de vigencia del permiso de conducir. En ocasiones, y más si compartimos el coche con alguien, se nos puede olvidar ponerla: es una infracción leve que nos costará 80 euros.

 

También es obligatorio tener un seguro de responsabilidad civil para responder de los posibles daños que causemos, independientemente de si nuestro vehículo está parado o circula: no es recomendable tener un coche de alta en tráfico pero sin seguro, aunque lo tengamos en un garaje metido, porque siempre puede provocar daños aunque sean fortuitos y no tendríamos seguro que respondiera de ello. Si circulamos sin seguro vigente, la multa es de 1.500 euros en el caso de conducir un turismo; la infracción es muy grave y la multa es de entre 601 y 3.005 euros en función del vehículo. Y una última consideración sobre el seguro: ya no es obligatorio llevar el recibo del pago encima porque la Guardia Civil ya lo puede comprobar informáticamente, pero es recomendable.

 

Además del permiso de conducir, es obligatorio tener la ITV pasada en caso de que nuestro vehículo tenga antigüedad para haberla pasado. La vigencia de la inspección es variable en función del tipo de vehículo y de los años que tenga. Consulta tu última revisión para saberlo. Circular con la ITV caducada o sin ella es una infracción grave que nos puede costar 200 euros.

 

El grupo de documentos que es obligatorio llevar encima es el permiso de circulación, que se une a la ITV y el carné de conducir. Ese permiso acredita que podemos circular con nuestro vehículo. Podemos ser denunciados simplemente por no llevar el permiso de circulación encima: nos costará 60 euros. Y si el agente considera que ponemos en riesgo el tráfico nos pueden inmovilizar el coche.

 

Si en nuestro carné de conducir especifica que tenemos que llevar gafas graduadas que corrijan nuestra vista y nos sorprenden conduciendo sin ellas estaremos cometiendo una infracción grave. Para saberlo, busca en tu permiso una inscripción con el código 01. No llevarlas nos puede costar 200 euros de multa. Desde 2007 no es obligatorio llevar unas gafas de repuesto con la misma graduación de las actuales, pero es recomendable.

 

Desde hace unos años es obligatorio incluir en la dotación del vehículo un chaleco reflectante que hay que ponerse al abandonar el vehículo en vías interurbanas y unos triángulos para señalar una detención por cualquier emergencia. Si abandonamos el coche sin llevar el chaleco, nos pueden multar con 200 euros. En el caso de los triángulos, hay que ponerlos al menos a 50 metros por delante y por detrás del vehículo (en caso de vías de un solo sentido, sólo por detrás); tanto si no los ponemos como si los ponemos mal, la multa es de 80 euros.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: