Cortada al tráfico por placas de hielo la carretera de La Hoya

El primer tramo cerrado al tráfico de la temporada en Salamanca, en concreto en La Hoya

La nieve obliga a cortar dos carreteras de Castilla y León y a usar cadenas en otras catorce.

Los copos de nieve caídos y acumulados en las últimas horas y las placas de hielo han obligado a cerrar en el tramo inicial de este viernes dos carreteras de Castilla y León mientras obliga a usar cadenas en otras catorce, según los datos de la Dirección General de Tráfico (DGT) consultados por Europa Press.

 

Se trata de la DSA-180 en La Hoya (Salamanca), cortada al tráfico por placas de hielo, y que es un paso que habitualmente queda cerrado en cuanto llega el frío. El otro caso es el de la LE-126 en La Baña, alto de Fonte da Cova, en la capital leonesa.

 

Por su parte, este viernes es preciso el uso de cadenas o neumáticos de invierno en la CL-629 en Cernegula, BU-571 en Portillo la Sía y BU-570 en Estacas de Trueba, en la provincia de Burgos, y en la CL-627 en Areños y en San Salvador de Cantamuda, en Palencia. La provincia más afectada por la nieve es León donde se necesitan cadenas en la N-625 y N-621 en Riaño, CL-626 en Caboalles de Arriba, LE-723 en Balboa, LE-495 en Cabrillanes, LE-333 en Puebla de Lillo, LE-321 en Cerulleda, LE-194 en Puente Domingo Flórez y LE-126 en Truchas.