Correos se para contra el "desmantelamiento" y la "precarización"

Trabajadores de correos se manifiestan ante la Subdelegación del Gobierno en Salamanca (Foto: T. Navarro)

Las zonas rurales son las más afectadas por los recortes en el área de Correos Salamanca, ya que las vacaciones o bajas tienen que ser cubiertas por empleados que tienen que doblar sus turnos. 

Los sindicatos han parado Correos. Mediante una manifestación y a las puertas de la Subdelegación en Salamanca, numerosos empleados han protestado contra el desmantelamiento y la precarización en la empresa postal pública. Además, en la segunda quincena del mes de noviembre y diciembre, "si las cosas no cambian", sería cuando se producirían las huelgas para lograr gran repercusión. 

 

CCOO, UGT, CSIF, que representan casi el total de la plantilla de este servicio, han reclamado al nuevo Gobierno situar esta empresa en su agenda de prioridades. De lo contrario, "se mantendrán las movilizaciones unitarias con tres paros generales más a lo largo del año".

 

Según a política del anterior gobierno "ha dejado a la empresa pública postal en números rojos por el recorte en las partidas presupuestarias de 180 millones de euros en 2017 y 2018, un déficit de 225 millones de euros y un brutal recorte de plantilla de 15.000 puestos de trabajo en todo el Estado a lo que se suma la imposición de un modelo de empleo más precarizado basado en jornadas parciales (22% de la plantilla) y un aumento de la temporalidad (35% de la plantilla) para cubrir el empleo estructural". Falta de plantilla, que en sus palabras, "están sufriendo los trabajadores y trabajadoras de la empresa pública con una severa desregulación y precarización de sus condiciones laborales en un convenio y acuerdo congelado desde hace más de cuatro años".

 

 

Los orígenes que han llevado a esta convocatoria parten de que el Gobierno y la Dirección de la empresa, primero con la excusa de la crisis y ahora sin excusa alguna, siguen impasibles ante el tijeretazo de 123 millones de euros en los presupuestos de 2017 y el nuevo recorte de 60 millones de euros en los de 2018, es decir, más de 180 millones en 2 años y lo que eso conlleva para trabajadores y ciudadanía.

 

Paralelamente a los trabajadores, "la repercusión en nuestra ciudadanía cada vez es más latente, ya que no se hace posible la prestación del servicio cinco días a la semana de lunes a viernes, se elimina en numerosas zonas rurales miles de ciudadanos no reciben sus cartas y notificaciones, llegando incluso al cierre de algunas oficinas".

 

Noticias relacionadas

Comentarios

Por ejemplo 07/06/2018 22:54 #3
El Sistema Nacional de Salud no es comparable, en absoluto, con la Sociedad Estatal Correos y Telégrafos ni con la entidad pública empresarial Renfe-Operadora. Por favor... En cuanto a Correos, dado su deficientísimo funcionamiento, lo mejor sería hacer como antes se hacía al final de cada día en la televisión única: ORACIÓN, DESPEDIDA Y CIERRE
dinero si hay 07/06/2018 20:45 #2
los 800 millones del pnv que vayan a correos renfe y sanidad. basta ya de chantajes. albert pedro y pp poneos de acuerdo ya y cortar con el nazionalismo bajar impuestos y devolucion de competencias.
pedro 07/06/2018 18:24 #1
Supongo que entre sus reivindicaciones habrán incluido un curso de Educación y Formas.

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: