Corporación municipal, representantes institucionales y de diferentes colectivos en el recuerdo a Miguel Ángel Blanco

Concentración y minuto de silencio en la Plaza Mayor de Salamanca

Un año más en la capital salmantina se celebra un acto que mantiene viva la memoria de Miguel Ángel Blanco y todos los que sufrieron la barbarie de la banda terrorista ETA. 

La Corporación Municipal de Salamanca junto a representantes de diferentes administraciones, instituciones así como colectivos han participado en la concentración y minuto de silencio contra el terrorismo y a favor de las víctimas con motivo del XXIII Aniversario del secuestro y asesinato de Miguel Ángel Blanco que como cada año se ha llevado en la capital salmantina. 

 

Miguel Ángel Blanco sigue presente en el recuerdo de los españoles, 23 años después, al igual que todas y cada una de las víctimas de la lacra del terrorismo. La ciudad manifesta así su compromiso contra la barbarie y contra el terrorismo, una apuestea por la sociedad democrática.

 

Un acto en el que sin duda se ha echado de menos al recientemente fallecido Juan José Aliste, siempre fiel a la cita por su condición de presidente de la Asociación de Víctimas del Terrorismo de Castilla y León y que también fue víctima de un atentado de la banda en 1995.

 

El alcalde de Salamanca, Carlos García Carbayo, ha apelado a la defensa del relato y de la verdad frente a quienes pretenden tergiversar la historia más reciente de España para blanquear a los terroristas de ETA. García Carbayo ha reivindicado que las víctimas son las auténticas protagonistas del final del terror y de la barbarie y ha señalado que gracias a su sacrificio España vive hoy en libertad y disfruta de una convivencia pacífica, con un sistema constitucional de los más avanzados del mundo.

 

En este sentido, ha insistido en que a las víctimas les debemos memoria y se ha referido a las más de 800 personas asesinadas por la banda terrorista en España y ha recordado que la provincia de Salamanca fue una de las que más pérdidas humanas sufrió a manos de ETA.

 

Al hilo de lo anterior, ha pedido justicia para los asesinatos que aún siguen sin resolverse, y que en Castilla y León suponen más de la mitad de las víctimas mortales a causa del terrorismo. Asimismo, ha reclamado el reconocimiento de derechos que aún siguen sin conseguirse para las víctimas y para sus familias en ámbitos como el laboral, el sanitario y el social.

 

El alcalde ha subrayado que Salamanca es un espacio de convivencia, comprometida con la paz y con la justicia, y ha recalcado que la ciudad siempre será leal a su recuerdo y seguirá siendo garantes de su memoria, de su dignidad y de su justicia.