Coronavirus, un tsunami de dudas sobre el futuro escolar: "Los padres están haciendo un sobreesfuerzo para educar a sus hijos"
Cyl dots mini

Coronavirus, un tsunami de dudas sobre el futuro escolar: "Los padres están haciendo un sobreesfuerzo para educar a sus hijos"

La administración pide evaluar al alumnado y aplaza la EBAU sin contemplar la situación personal de los estudiantes o su acceso a los medios para que su derecho a la enseñanza sea efectivo. Lo cuenta Marta Toribio, profesora en el colegio salmantino Amor de Dios. 

Marta Toribio Pérez, profesora en el colegio Amor de Dios

"Un día estábamos dando clase y al dia siguiente no. Todo fue tan precipitado... está siendo difícil". Esta es la descripción del panorama educativo actual que realiza Marta Toribio Pérez, tutora de alumnos de tercero de Primaria en el colegio salmantino Amor de Dios.

 

Tras un mes sin clases presenciales, desde que el Gobierno regional aprobara su cancelación el pasado 12 de marzo, la actual situación escolar está siendo cuanto menos complicada, sobre todo para el alumnado de Segundo de Bachillerato.

 

En este centro educativo y para adaptarse a la actual situación, se trabaja a través de la plataforma 'educamos' para infantil, 1º y 2º de Primaria y de la aplicación Google Classroom (clase virtual). "Para el resto de cursos, nuestros alumnos reciben las tareas que deben realizar. Intentamos que sean tareas online y tareas en papel para que no realicen un aprendizaje únicamente digital. De esta manera la evaluación, por ejemplo, sería digital a través de formularios autoevaluables, conociendo la nota al término del mismo, y enviándonos las fotos de las actividades hechas en papel para realizar las correcciones oportunas y enviarlas posteriormente", asegura. 

 

Toribio, explica que "algunos alumnos no se pueden conectar porque no tienen los medios, sus padres se encuentran trabajando, y hay otros que necesitan el tirón de los profesores…". Queda claro, que la crisis sanitaria y la consecuente cuarentena puede influir en el proceso de enseñanza y aprendizaje.

 

 

-¿Cómo estáis trabajando desde que saltó la alarma?

-"Desde hace varios años la Congregación de Hermanas del Amor de Dios ha venido realizando una gran inversión formativa, innovadora y de futuro a todos los niveles y áreas educativas en sus colegios. Una de estas actuaciones es el trabajo conjunto que realizamos con Google siendo la única institución educativa mundial en la que todos sus profesores están acreditados con un Nivel 1 y algunos de ellos con Nivel 2, Nivel Trainer y en estos momentos con posibilidad de obtener algún Nivel Innovator. Todo esto hace que, en estos momentos, a través de las herramientas de Google for Education (Classroom, Sites, Formularios…) nuestra labor educativa online sea más efectiva y rápida ya que nuestros alumnos conocen y usan estas herramientas desde hace tiempo. Asimismo, utilizamos las plataformas online de editoriales integrándolas en las herramientas de Google. También la plataforma 'educamos' nos permite tener una comunicación fluida con las familias y nuestros alumnos más pequeños. Pero no todo se basa en un aprendizaje digital ya que la mayoría de nuestros alumnos se llevaron libros, cuadernos y materiales que seguirán utilizando, buscando un equilibrio entre el aprendizaje digital y 'tradicional'." 

 

-¿Cómo es la docencia online y cómo se están adaptando los niños? ¿Y los papás?

-"Diariamente, a través de la plataforma 'educamos' para infantil, 1º y 2º de Primaria y de la aplicación Google Classroom (clase virtual) para el resto de cursos, nuestros alumnos reciben las tareas que deben realizar. Intentamos que sean tareas online y tareas en papel para que no realicen un aprendizaje únicamente digital. De esta manera la evaluación, por ejemplo, sería digital a través de formularios autoevaluables, conociendo la nota al término del mismo, y enviándonos las fotos de las actividades hechas en papel para realizar las correcciones oportunas y enviarlas posteriormente. Todas estas tareas se envían con vídeo tutoriales que sirven para explicar y recordar a los alumnos y las familias el contenido que se está trabajando". 

 

Los alumnos han acogido muy bien esta manera de trabajar ya que conocían de antemano el uso de las herramientas digitales. Son nativos digitales, les gusta y les motiva, aunque, por supuesto, es un cambio ya que no están en clase con sus compañeros y la comunicación es diferente con el profesorado. En general, las familias están contentas de que sus hijos puedan seguir repasando y formándose y de verlos tan interesados en las tareas que les habrán enviado los profes cada mañana. Es verdad que cada casa tiene una situación diferente y no todos pueden acompañar en las tareas en el momento que se les envía, pero estamos siendo muy flexibles en los tiempos de entrega puesto que entendemos que es una situación nueva para todos y nos tenemos que adaptar en la medida de lo posible.

 

Teniendo en cuenta lo difícil que es esta situación para toda la población en general, los padres están haciendo un sobreesfuerzo para cuidar, entretener y educar a sus hijos en un horario y de una manera a la que no estaban acostumbrados. Sabemos que muchas familias han tenido y siguen teniendo dificultad para adaptarse, pero saben que nosotros estamos al otro lado de la pantalla para intentar solucionar cualquier contratiempo tecnológico o resolver dudas educativas. Y, no solo eso, sino también dar apoyo personal, puesto que ese es nuestro compromiso y labor como docentes Amor de Dios".

 

-En su opinión… ¿cómo está funcionando?

-"Está funcionado muy bien, aunque hay que tener en cuenta cada situación familiar, disponibilidad de medios tecnológicos e internet… pero una gran mayoría de nuestro alumnado está respondiendo a este tipo de enseñanza. Un factor importante es la edad del alumno ya que en la etapa de Infantil y primeros cursos de Primaria requieren un acompañamiento constante por parte de un adulto: conectar equipos tecnológicos, transmitir las tareas, envío de trabajos al profesor… Esto no siempre es posible.

 

El resto de cursos cursos de Primaria, Secundaria, Bachillerato y Ciclos Formativos (Grado en Administración de Empresas) no es necesaria tanta supervisión. Los alumnos son más autónomos, pudiendo corregir sus errores, manejar aparatos informáticos por sí mismos, buscar información etc. Siguiendo siempre las directrices de los profesores desde el otro lado de la pantalla e informando a las familias de forma habitual". 

 

-¿Sustituye a las clases presenciales? ¿Mejor o peor que las clases presenciales?

-"La sonrisa de cada día al llegar al colegio, una caricia a un niño que lo necesita, un comentario de apoyo, la complicidad con los compañeros, la vida del patio, alguna que otra trastada… no solo es una clase presencial, hay otras muchas cosas.

 

Si nos centramos en lo académico, de igual forma, la educación online no sustituye a la clase presencial. Es cierto que puede jugar un papel importante como complemento para mejorar la educación en general, pero deja en el camino muchas destrezas y habilidades que solo se pueden aprender de forma presencial, aunque bien es cierto que también se ha convertido en una solución a la realidad que estamos viviendo".

 

-¿Los alumnos se preparan igual? ¿Estarían preparados para superar un examen?

-"Es evidente que ante esta situación que nadie esperaba y que ha supuesto un gran cambio con un tiempo mínimo de adaptación para todos, la preparación de nuestros alumnos es distinta y, por tanto, necesita procesos y actuaciones diferentes.

 

Los alumnos pueden seguir superando exámenes, no se les olvida realizarlos, entre otras cosas porque los siguen haciendo, pero de forma distinta. El caso es que los exámenes o la manera en que se evalúen los nuevos contenidos, (en el caso de que se pueda seguir avanzando ya que estamos pendientes de las directrices que marque la Administración), debe adaptarse a la manera en que se han impartido. No se puede exigir lo mismo ni de la misma manera porque no se ha enseñado igual".

 

-¿Organización de las familias? (explicaciones/internet/Tablet/ordenador…)

-"Cada familia tiene una situación particular. Parece una obviedad, pero es necesario recalcarlo. Existen familias monoparentales, familias con un número de hijos diferente e incluso en diferentes etapas, familias con progenitores separados. Hay ejemplos de familias sin acceso a internet con las que el contacto es más limitado. Las hay cuyos padres trabajan y no disponen de tiempo para ayudar a los alumnos. Existen familias extranjeras con desconocimiento del idioma. En algunas unidades familiares solo se dispone de una Tablet o en el peor de los casos un móvil. Muchas poseen medios tecnológicos suficientes, mientras que otras se ven obligadas a compartir los dispositivos entre todos sus miembros… Se hace muy complicado generalizar cómo es la organización en cada casa. Nosotros ponemos todo de nuestra mano y ayudar dando soluciones a muchas situaciones, pero no podemos hacerlo a cada una de ellas. La comunicación con las familias es muy importante e intentar a través de mensajes, videos, correos… hacer que todo el esfuerzo que están haciendo se vea apoyado por nosotros y sabiendo que nos tienen “al otro lado” para aquello que necesiten".

 

-¿Aprobado general?

-"¿Es lo más importante ahora? Las grandes lecciones la estamos viviendo, desde casa, en los balcones, echando de menos a los abuelos y, sobre todo los más pequeños, dándonos una lección al quedarse en casa solo porque mis papás así me lo han pedido.... ya estamos aprobados. Seguiremos las directrices que nos marquen desde la Administración Educativa".

 

-Ebau-Evaluaciones- ¿Cómo se va a hacer? ¿Cómo lo están viviendo los alumnos?

-"Es un tema que debe guiar y organizar la administración educativa, pero lo peor es la incertidumbre para profesores, alumnos y familias entendiendo que no es fácil dar una solución ante una situación que nadie esperaba.

 

La preparación para la EBAU, con nuestros alumnos de bachillerato está siendo más meticulosa si cabe, adaptándonos a las circunstancias particulares y manteniendo un contacto directo con los alumnos, para que a través de las clases virtuales, se sigan trabajando los contenidos y estándares de aprendizaje y matrices". 

 

-Alumnos con familiares afectados… ¿nos preocupan? 

"No es fácil saber que los padres de un alumno trabajan en el hospital o que se ha contagiado un familiar y están tristes, pero a través de las tutorías virtuales que se están haciendo, se está trabajando con ellos estas situaciones que estamos viviendo, para que ellos puedan expresar sus sentimientos y sus emociones y saber así gestionar una situación inédita para todos.
Ellos, familias y alumnos, saben que estamos a su lado y si nos necesitan, estaremos cerca para apoyarles y ayudarles en lo que podamos, porque todos somos miembros de una misma familia, la familia Amor de Dios".