Corchado: "Quiero que todos los trabajadores sientan orgullo de pertenecer a la Universidad"

El candidato a rector de la Usal fue el segundo con más votos ponderados -tercero en número total- en la primera vuelta de las elecciones.

Juan Manuel Corchado (1971, Salamanca) es el actual vicerrector de Investigación y Transferencia desde diciembre de 2013 y Catedrático en la Universidad de Salamanca. Además, es Director del Parque Científico y de la Escuela de doctorado.

 

En la primera vuelta de los comicios a rector, Corchado sumó 2.115 votos (31,1%), por detrás de Ricardo Rivero (con 3.547, el 37,7%) y de María Ángeles Serrano (2.265, el 27,3%).

 

Primero como decano de Ciencias y luego como vicerrector de Investigación y Transferencia y director del Parque Científico... ¿qué imagen lleva de la Universidad a los comicios desde su experiencia?

La de una Universidad con un grandísimo potencial. Tiene muchos ingredientes favorables para convertirse en una universidad sobresaliente en el siglo XXI. Lo que tenemos que hacer para que todos rememos en la misma dirección, es dar seguridad en el puesto de trabajo, ayudar, respaldar y reconocer la labor bien hecha, y ofrecer a los estudiantes la máxima calidad de la docencia.

 

En estos años se ha acabado con la deuda histórica de la Universidad, pero quizá sacrificando aspectos como el investigador... ¿será algo que se revierta con su mandato si sale elegido?

La decisión de acabar con la deuda ha correspondido al rector que ha gobernado durante 8 años muy difíciles. Pienso que había otras posibilidades que revirtieran más en el personal, pero también es cierto que no tener deudas nos va a ayudar a disponer de un presupuesto más saneado y ahora es el momento de recuperar lo perdido.

 

Suben las tasas y baja el alumnado, ¿cómo hacer un esfuerzo para cambiar estos indicadores?

La bajada de las tasas, la cantidad importante, corresponde a la Junta de Castilla y León. Durante estos años todos los profesores y el equipo rectoral han clamado por su rebaja y por un aumento de nuestra financiación. Ahora sabemos que están decididos a bajarlas y eso puede ser un balón de oxígeno para recuperar alumnado. Pondremos mucho de nuestro esfuerzo en esa dirección.

 

La pérdida de capital humano es otro de los recortes que se han llevado a cabo… ¿cómo combatirlo?

Con un plan fuerte y decidido para recuperar profesorado y personal de administración y servicios de forma urgente. Un plan que tenemos en mi candidatura con las cuentas muy bien hechas y con números reales.

 

No cabe duda que desde su posición impulsará el Parque Científico, ¿de qué manera?

El Parque Científico es hoy por hoy un activo muy importante. En él hemos puesto muchísima energía y los resultados han ido llegando. Que tengamos ahora 68 empresas y 1100 trabajadores demuestra una labor muy activa que hemos impulsado con ilusión y esperanza de hacer crecer el tejido productivo de nuestra ciudad. Un modelo que vamos a extender a Ávila, Béjar y Zamora porque es un modelo de éxito y ofrece muchas posibilidades de prácticas, de empleo y de emprendimiento a nuestros estudiantes. Ahora lo haremos sin que esto le cueste dinero a las arcas de la la Universida de Salamanca.

 

¿Sigue abierta la posibilidad de un tercer campus al lado de Psicología y Bellas Artes?

No la contemplamos a priori, pero es una opción que está ahí. Lo que si haremos será potenciar el campos de Psicología y Bellas Artes para que este sea un entorno moderno con las mejores facilidades para nuestros estudiantes y compañeros. Ya hay un proyecto muy interesante, que mantendremos y si es posible mejoraremos.

 

¿Planes para el Botánico? ¿Recuperar proyecto del arquitecto Siza sobre sus restos?

Hace algún tiempo que la Junta  través de la Dirección General de Patrimonio paralizó el proyecto. No creo que debamos ni podamos centrarnos en este tema durante la próxima legislatura. Si impulsaremos la creación de una gran y moderna biblioteca en Santa María de los Angeles.

 

¿Qué ideas tiene sobre los Campus de Ávila, Béjar y Zamora?

Las mejores. Tres Campus muy singulares y específicos que tienen mucho futuro por delante: Ávila Béjar y Zamora. Que entre todos vamos a ser capaces de impulsar poniendo en ello mucha de nuestra energía. Hay un gran margen de maniobra: nuevas titulaciones, dobles títulos, posgrados, centros de investigación y departamentos. La configuración actual desperdicia el potencial enorme que tenemos en estas tres ciudades.

 

El VIII Centenario debería impulsar la institución, ¿lo hará?

Debería y lo hará. Acercaremos ese impulso mucho más a los intereses de los colectivos. Todos podrán sentir el beneficio de esta efeméride, porque a todos nos tiene que hacer sentir muy dentro el privilegio de vivir el pulso de una universidad ocho veces centenaria. ¿O acaso no es una oportunidad única en nuestras vidas?

 

¿Cuál será la primera medida que tome en caso de ser elegido rector?

Atender las necesidades del personal. De las personas que nutren el tejido de nuestra universidad y hacen que día a día pueda funcionar con eficacia, y sintamos el orgullo de pertenecer a ella. No quiero que ningún trabajador se sienta ajeno. Todos somos necesarios y debemos mejorar nuestra situación laboral, ayudando a la institución a ser más grande.