Copasa, alimentando el futuro del campo desde Salamanca

(Fotos: Chema Díez)
Ver album

La cooperativa salmantina ha puesto en funcionamiento su nueva fábrica porque había tocado techo y poder así dar el mejor servicio a sus socios. Sus proyectos de presente y futuro avalan una gestión que da resultados.

Cuando el común de los mortales ha puesto punto y final a su vida laboral y encara las últimas décadas o lustros de su vida para disfrutar de una dulce jubilación, la cooperativa salmantina Copasa cumple 67 años en su mejor momento y con unas perspectivas de futuro muy halagüeñas.

 

No en vano, la última inversión de 9 millones de euros en la construcción de una nueva fábrica para poder hacer frente a todo el volumen de negocio habla, y muy bien, del funcionamiento económico de una empresa en la que son los socios los que tienen la última palabra en todo.

 

Ahora, con un futuro muy brillante por delante, el gerente de Copasa, Víctor Rodríguez, analiza con todo detalle el sector, los proyectos de la cooperativa y su buena salud pese a tener 67 años... ¿quién dijo miedo?

 

COPASA, ALIMENTANDO EL FUTURO: “Nuestra actividad principal es la producción de pienso, a lo que nos dedicamos un 80%. Como un segundo servicio es la comercialización de vacuno y son ya 12 años los que llevamos con este proyecto. Puedo decir que se ha funcionado de una manera muy transparente, a la realidad, con contratos cumplidos y sin ningún impago porque el ganadero cobra con garantía. Todas las semanas cargamos y tenemos demanda de sobra, con perspectivas buenas. También ofrecemos servicios como el veterinario, con 3 profesionales, los medicamentos, los fertilizantes y el combustible a domicilio, además del seguro agrario”.

 

PROYECTOS EN MENTE: “Tenemos varios; uno es el acuerdo con un integrador, Icepor, de los más potentes de España, para iniciar esta actividad en Salamanca en régimen de integración. Contamos con 13 proyectos de socios de la cooperativa para construir nuevos cebaderos con todas las medidas de calidad. Es una gran oportunidad porque tenemos aquí el sacrificio y la transformación, bueno será que potenciemos la producción primaria y que se le dé valor al socio. Para la cooperativa es trabajo, pero un salto cualitativo importante en muchos apartados”.

 

 

INVESTIGACIÓN: “Contamos también con otro proyecto de investigación importante (Civex), que lo iniciamos en enero de 2018, pero ha recibido el aval del Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (Cedeti), y el ministerio de Economía lo avala y financia. Consiste en generar un dispositivo duradero y resistente para el ganado vacuno en extensivo. Pretendemos la localización vía satélite en tiempo real para el profesional a través de un móvil o Tablet. Y, se monitorizarán algunas constantes vitales para conocer el estado del animal, para dar el aviso de situación de parto, entre otras cosas. Todo en tiempo real y manera inmediata, un modo nuevo de introducir la tecnología en las explotaciones en extensivo. Este proyecto lo lideramos junto a otra empresa”.

 

PROYECTOS ITACYL: “Uno de los proyectos es Reprovac, con el fin de estudiar por qué no se logra un índice de fertilidad alto en el ganado vacuno y proponer las pautas para aumentar unos pocos puntos. Si estamos en el 68%, poder llegar al 75%, y creo que podemos conseguirlo. Además, trabajamos en otro proyecto, Promoleg, para la promoción de las leguminosas, financiado por el Itacyl, y tratamos de ver qué leguminosas son productivas y se adaptan al suelo de Castilla y León, en nuestro caso al de Salamanca, para alimentación animal. Así, podemos evitar la dependencia de la soja americana o argentina”.

 

EXPANSIÓN DE COPASA: “En los últimos años, desde 2014, la fábrica estaba tocando techo en producción, trabajando 24 horas al día con 3 turnos. No podíamos captar nuevos socios ni nuevas aventuras. Entonces, el Consejo Rector, con la ratificación de la Asamblea General, decide hacer una nueva fábrica, y finalmente nos quedamos aquí por lo hecho y logísticamente es un sitio fantástico. El Ayuntamiento nos dio al final los permisos para la obra, y adquirimos una fábrica cerrada donde trasladamos oficinas, atención al público, trabajadores y almacenes y dejamos la parte de fábrica, para la nueva y unir las dos. La inversión final estará en torno a los 9 millones de euros, adaptada a la última tecnología, calidad y bioseguridad, lo tiene todo”.

 

Víctor Rodríguez, gerente de Copasa (Fotos: Chema Díez)

 

GRAN SALTO: “La creación de la nueva fábrica nos lleva a dar un gran salto, porque podemos casi multiplicar por cuatro la producción nominal, algo que se irá alcanzando con el paso de los años. También nos permite disponer de nuevas líneas de pienso para adaptarnos más a cada explotación, más personal y una calidad de garantía. La bioseguridad es muy importante, de modo que cualquier vehículo que salga de aquí con pienso lo hará completamente limpio y desinfectado. Que no sea por nosotros…”.

 

LOS DATOS: “La superficie es la misma, pero donde estaba el antiguo almacén, es donde se ha hecho una torre. Hoy, claro, la fábrica se ha hecho ya en vertical y no en horizontal como se hacían antes. Hemos construido una torre de 35 metros con 7 plantas y en cada una hay una fase del proceso de producción. De este modo, elevamos solo una vez la materia prima y luego por su propio peso va pasando por los distintos procesos, que es lo eficiente”.

 

LAS NOVEDADES: “Hemos incorporado un sistema de grasas o aceites postgranulación, para trabajar con piensos de alto nivel calórico sin perder la calidad y estamos en el tema de reducción de antibióticos, aunque ya muy reducido, y trabajamos con una línea blanca solo en porcino porque en rumiantes está prohibido. Intentaremos trabajar en los próximos años con cero antibióticos”.

 

PRODUCCIÓN: “En el año 2017 fabricamos 60.000 toneladas solo con la fábrica vieja, y nominalmente, la capacidad de ambas fábricas será de 200.000 toneladas. Nos conformamos con ir aumentando un 10 o 12% respecto al año anterior. La fábrica funciona, pero aún queda afinar y rodar para que esté al 100% y hasta finales de septiembre no estará”.

 

SOCIOS: “Nominalmente, contamos con 2.500 socios y ahora ya somos 22 trabajadores, porque ha habido más técnicos y poco a poco hemos ido incorporando gente de transporte, técnicos… y hemos apostado por el transporte para estar más cerca del profesional”.

 

  

 

BALANCE: “Lo que queríamos tener era un control total e intentamos minimizar el riesgo de error, pero contamos con buenas herramientas. Y el lema que la cooperativa ha adoptado es el de ‘Alimentar el futuro’ y ser conscientes de que producimos alimentos para animales, pero que a la vez es alimento para el ser humano. Y lo tenemos claro para asegurar siempre la calidad y ser referente en Castilla y León”.

 

COOPERATIVA SANEADA: “En cuanto a facturación, en la última década hemos crecido un 10% por cada año, que nos ha llevado a tener que hacer esta fábrica y la perspectiva es buena. El año pasado cerramos la facturación con 17,5 millones de euros y este año, la previsión es alcanzar los 20 millones. Es importante y lo que debemos hacer es alimentar ese crecimiento y hacerlo con una base sólida. Somos una cooperativa y los socios con los que gobiernan y deberían defenderla más como institución porque es el mejor modo. Todos podemos crecer”.

 

EVOLUCIÓN DEL SECTOR: “Hay cambios en el sector; hemos tenido un buen año, en general, para el campo. Desde el punto de vista agrícola y ganadero, los precios han sido razonables y no ha habido una gran crisis sanitaria. El camino creo que es positivo. Sector por sector, en el agrícola, ha habido buena cosecha, se ha incorporado más maquinaria, hay noticias de regadíos… hay buenas sensaciones también con la PAC, aunque sabemos que debe haber una reforma o alguna rebaja. Hoy estamos mejor que hace unos meses”.

 

VACUNO: “Por fortuna, este sector vive un momento de estabilidad, en parte gracias a la exportación. En cuanto a la zona de Salamanca hay una mejora genética evidente y va a más, y eso en la feria se nota en cada edición. El prestigio de la feria viene por la calidad de los animales. Además, también se ha mejorado mucho en temas sanitarios, salvo el tema de tuberculosis en Vitigudino y Ledesma, que tendrán que solucionar. También creo que estamos en una línea de cebar más terneros en Salamanca gracias a la integración, y aquí hablo más desde el conocimiento porque desde Ternera Charra estamos trabajando así, con las bondades y los inconvenientes de este proceso. Es un paso y un modelo en el que fijarnos”.

 

PORCINO IBÉRICO: “El año ha sido bueno en precios y en movimiento, con la precaución de poder saber dónde va a llegar esto. Este miedo siempre está ahí, pero creo que éste es un sector que ha cambiado mucho por la entrada de grandes firmas e integradores, centrar producción en Salamanca y tener a Guijuelo como una referencia. Se trabaja de una manera más profesional y la exportación es la estrella tanto en fresco como en curado, porque la crisis de hace años es distinta”.

 

OVINO: “Aquí no puedo decir mucho porque apenas participamos, aunque el ovino de carne sigue en una gran crisis y tiene difícil solución. No el lechazo, pero el cordero ha salido de la dieta del consumidor, y queda solo para restauración. Habrá que pensar en la manera de volver a hacer este producto más atractivo”.

 

CAMBIO DE GOBIERNO: “Es pronto para decir nada porque tampoco ha habido mucha novedad. Creo que la línea del Ministerio era bastante buena para el campo, aunque con una pega, y ésa es la Norma del Ibérico. Creo que necesita una adaptación a la realidad; hoy la Norma ha hecho una gran labor para preservar la raza ibérica, en la distinción de las especies… pero hoy se aleja de la realidad. Ahora se ha empezado a seleccionar, ha entrado la genética y las instalaciones han mejorado mucho, igual que la sanidad y la alimentación, y se hace el mismo cerdo en menos tiempo. No veo la justificación para que se mantenga un retraso en la producción, que lastra la productividad. Al nuevo Gobierno le pido que adapte la Norma y una negociación potente en la PAC”.

 

FERIA AGROPECUARIA: “Estamos un año más y seguimos ahí desde 2006 de manera ininterrumpida, y tenemos la obligación de estar porque somos una referencia. Esperamos concentrar la visita de nuestros socios, cerrar flecos y solucionar algunos problemas pendientes. Y dar a conocer nuestra gran baza, que es la nueva fábrica de pienso, que permitirá multiplicar casi por 4 la producción de pienso que tenemos”.

 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: