Contrarreloj, caso a caso y con dudas para el 25 de mayo: así se está fraguando la ampliación de las terrazas

Primer día de comercios abiertos en Salamanca

Ayuntamiento y hosteleros empiezan a medir en las calles para decidir sobre las 300 ampliaciones solicitadas: se estudiarán caso a caso y lo tendrán más fácil las de nuevas peatonalizaciones. La idea, que estén operativas el 25 de mayo, pero no es seguro en todos los casos.

Los hosteleros de Salamanca y el ayuntamiento han iniciado una carrera contrarreloj para tener lista en tiempo récord la estrategia de las terrazas extendidas, el modelo de negocio para poner en marcha la hostelería local a partir del día 25 de mayo y darle un empujón ante las restricciones todavía vigentes. El tiempo apremia y son casi 300 las solicitudes, pero no se ha perdido un minuto y desde este martes ya se han estado haciendo cálculos y tomando medidas.

 

El punto de partida son las peatonalizaciones provisionales que se van a hacer en varias zonas de la ciudad, fundamentalmente el centro y el entorno de la calle Van Dyck. Son, en total, cerca de 200.000 metros cuadrados disponibles para ampliar el espacio que ocupan las terrazas, aunque solo 40.000 son 'nuevos'. Las nuevas normas las ha dado a conocer ya el Ayuntamiento y condicionarán de manera decisiva la disposición final de las terrazas extendidas. Así se va a hacer.

 

En primer lugar, ya se estan tomando medidas en las terrazas de los establecimientos que han solicitado ampliación. Se trata de ver cuántos metros se pueden conceder, y cuántas mesas y sillas caben con las normas de distanciamiento, pero hay una norma básica: nadie tendrá más metros nuevos de los que ya tenía, ni más veladores de los que gestionaba.

 

De hecho, lo tienen más fácil aquellos que miran hacia las nuevas calles peatonalizadas que los que ya funcionaban sobre una plataforma única. En calle peatonal o plaza no se podrá conceder expansión para no desequilibrar el reparto de espacio con los peatones. En calle peatonalizable es diferente porque en ese caso se cuenta con más metros que antes no estaban disponibles.

 

Un ejemplo es la Rúa Mayor, donde es difícil que se otorguen ampliaciones porque la ocupación ya era alta y no hay más metros disponibles, menos todavía si se quiere mantener un espacio equilibrado con los peatones, que en esta calle ya era muy escaso. Por contra, en el entorno de Poeta Iglesias va a ser más sencillo porque se podrá ocupar calzada y lugares de aparcamiento, como el de motocicletas.en la plaza del Peso.

 

En cuanto a la Plaza Mayor, la fórmula elegida sería la de la quinta fila que los hosteleros han pedido en más ocasiones, y que se rechazó para la nueva normativa de terrazas, pero habrá que ser si es posible ya que hay que mantener las distancias y los espacios para los peatones. Ya se han hecho simulaciones de mesas para ajustar la reducción del 50% que marca la normativa y por si no es posible ampliar filas. En la plaza abrirían todos o casi todos los establecimientos.

 

En cuanto a las fechas de aplicación, se está corriendo para tenerlo todo listo el día 25 de mayo, pero depende de una cuestión esencial: la decisión de los hosteleros. A día de hoy, no todo el mundo tiene previsto abrir ese día, el primero de fase 1 en el municipio de Salamanca: depende planteamientos empresariales y de la eficacia de los ERTEs que muchos tienen en marcha.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: