Contador da el primer aviso a sus rivales

El de Pinto logrĂł sacar 8 segundos a su mĂĄximo rival, Andy Schleck

El ciclista australiano Cadel Evans, del BMC Racing, logrĂł la victoria en la cuarta etapa del Tour de Francia, disputada entre Lorient y el duro Mur-de-Bretagne, sobre 172,5 kilĂłmetros, despuĂŠs de poder en su mano a mano con un Alberto Contador (Saxo Bank-Sungard) que quiso demostrar que sigue 'vivo'.

El pinteĂąo estuvo muy activo en la subida final al 'muro' de meta, lo intentĂł en varias ocasiones, e incluso tuvo fuerzas para disputarle la victoria al oceĂĄnico, que dejĂł claro que era un final que se ajustaba a sus condiciones, aunque no pudo arrebatar el amarillo a un sĂłlido Thor Hushovd (Garmin-CĂŠrvelo).

El aĂąo pasado, en el 'muro' de Huy, el campeĂłn del mundo de 2009 se coronĂł en la Flecha Valona, batiendo a 'Purito' RodrĂ­guez y al propio Contador, y en esta ocasiĂłn, en un final parecido, pero menos duro, acabĂł con el favoritismo del belga Philippe Gilbert (Omega Pharma-Lotto), que se quedĂł sin su segundo ĂŠxito en la 'Grande Boucle'.

El dĂ­a era propicio para que los aspirantes buscasen segundos preciosos contra sus rivales, y el triple campeĂłn del Tour, obligado a remontar desde su 'corte' de la primera etapa, dio la cara y probĂł el estado de sus 'enemigos'. El campeĂłn del Giro mostrĂł una buena cara, y logrĂł araĂąar algo de tiempo a Andy Schleck (Leopard-Trek), Robert Gesink (Rabobank) o Bradley Wiggins (Sky), que ya saben que el espaĂąol estĂĄ bien y que en cuanto la carretera se empine va a buscar sus opciones.

La jornada, con el sol dejando paso a la lluvia, estuvo marcada por la habitual escapada, que, como el lunes, volviĂł a contar con protagonismo espaĂąol con las figuras de Gorka Izaguirre (Euskaltel-Euskadi) e Imanol Erviti (Movistar Team), a los que acompaĂąaron los franceses JĂŠrĂŠmy Roy (FDJ) y Blel Kadri (AG2R), y el holandĂŠs Johnny Hoogerland (Vacansoleil).

El quinteto no llegĂł a gozar de grandes rentas, pero su esfuerzo colectivo le hizo controlar al gran grupo, donde el Omega Pharma-Lotto tiraba buscando acabar con la fuga y dejar en buena situaciĂłn al 'rey' de las 'clĂĄsicas'.

La escapada resistiĂł hasta que restaban menos de cuatro kilĂłmetros, momento en el que el Leopard-Trek intentaba controlar la situaciĂłn para Andy Schleck, que tenĂ­a claro que la rueda a seguir en el final era la de Contador.

Andy Schleck cede segundos

El BMC tambiĂŠn moviĂł ficha para Evans, pero fue el triple campeĂłn de la 'grande' francesa el que iniciĂł las hostilidades, justo cuando empezaba lo mĂĄs duro del Muro de BretaĂąa. El jefe de filas del Saxo Bank-Sungard saltĂł con fuerza a poco mĂĄs de un kilĂłmetro, pero sus rivales respondieron.

La dureza de los primeros tramos del 'muro' se reflejaron en el rostro de Contador, que aĂşn asĂ­ supo aguantar en cabeza para buscar, al menos, la victoria parcial. Cuando todos esperaban a Gilbert, bien acompaĂąado por su compatriota y aspirante al podio Jurgen van den Broeck, fue Evans el que cambiĂł el ritmo. El ciclista madrileĂąo lo intentĂł, pero le faltĂł el Ăşltimo golpe de pedal, mientras que el kazajo Alexandre Vinokourov (Astana) hacĂ­a tercero.

De todos modos, pese a la decepciĂłn por no conseguir el triunfo, el pinteĂąo ofreciĂł fortaleza y no todos sus rivales fueron capaces de llegar junto a ĂŠl en un final para especialistas. AsĂ­, el principal aspirante a su trono, Andy Schleck perdiĂł ocho segundos, lo mismo que el holandĂŠs Robert Gesink (Rabobank) y el alemĂĄn Tony Martin (HTC), y dos menos cedieron el inglĂŠs Bradley Wiggins (Sky), el italiano Ivan Basso (Liquigas) o el murciano JosĂŠ JoaquĂ­n Rojas (Movistar Team), otra vez entre los mejores.

Entre los que aguantaron, ademĂĄs del mencionado Van den Broeck, fueron el asturiano Samuel SĂĄnchez (Euskaltel-Euskadi), el mayor de los Schleck, Frank, el alemĂĄn Andreas Kloden (RadioShack), o el lĂ­der Hushovd, nuevamente delante y que mantiene su segundo de ventaja sobre Evans.

Este miĂŠrcoles se disputarĂĄ la quinta etapa de este Tour de Francia 2011, con un recorrido de 164,5 kilĂłmetros entre las localidades de Carhaix y Cap FrĂŠhel, y propicio para una llegada entre los mejores velocistas.