Consejos para prevenir las consecuencias de la Ola de Calor
Cyl dots mini

Consejos para prevenir las consecuencias de la Ola de Calor

Cartel

Sin llegar a este extremo, la exposición al calor puede causar diversos efectos adversos como edemas en las extremidades, quemaduras, calambres o deshidratación.

El ser humano necesita que su temperatura interna sea constante con ligeras variaciones, para lo que dispone de un sistema termorregulador. Cuando los mecanismos de nuestro cuerpo fallan, la temperatura puede aumentar hasta producirse el golpe de calor, con pérdida de consciencia e incluso estado de coma. Puede ser incluso letal al superar la temperatura corporal de 40,6ºC, mortal entre el 15 y el 25% de los casos.

 

Sin llegar a este extremo, la exposición al calor puede causar diversos efectos adversos como edemas en las extremidades, quemaduras, calambres o deshidratación.

 

Características del golpe de calor

  • Se dan síntomas generales como: temperatura interna superior a 40,6ºC, taquicardia, respiración rápida, náuseas y cefalea.
  • El individuo presenta la piel caliente con ausencia de sudoración.
  • Además, pueden darse síntomas neurosensoriales como pérdida de consciencia, pupilas dilatadas o convulsiones.

 

  • ¿Cuáles son los factores de riesgo?

Se pueden clasificar en tres tipos:

  • Factores climáticos: Exposición a altas temperaturas, exposición directa a los rayos solares o una ventilación escasa.
  • Factores relacionados con el tipo de tarea: Realización de trabajo físico intenso o el uso de equipos de protección que impiden la evaporación del sudor.
  • Factores individuales: Consumo de sustancias tóxicas como alcohol o drogas, sobrepeso o edad avanzada, ingesta de determinados medicamentos, padecer enfermedades cardiovasculares, diabetes o insuficiencia renal o la condición física.

 

Medidas preventivas

Hay una serie de medias generales que pueden ayudar a disminuir los efectos de las altas temperaturas.

 

Como medidas generales, cabe decir que es necesario hidratarse de forma continuada, bebiendo agua; uso de ventiladores, toldos o persianas; habilitar zonas de sombra; rotar las tareas haciendo que el tiempo de exposición sea dividido entre varios trabajadores; hacer las tareas más difíciles en las horas de menos calor; aumentar la frecuencia de las pausas de recuperación o utilizar ropa adecuada.

 

Es importante informar a los trabajadores sobre los Riesgos de trabajar a altas temperaturas.