Consejos para acertar en la compra de los libros de texto

Libros de texto.

Desde repasar la lista que nos da el colegio a no forrar los libros hasta asegurarnos de que son los que nos corresponden.

La compra del pack de libros de texto y material escolar para empezar el curso no sólo puede generar una factura importante para muchas economías familiares, de hasta 485 euros en función de la edad y curso del alumno, sino que también nos puede causar algún disgusto. La asociación de comerciantes ASECOV, de la patronal CONFAES, ha elaborado un listado con los precios y también una serie de recomendaciones para afrontar la compra.

 

En primer lugar, recomienda revisar bien la lista de los libros. Los colegios entregan a cada padre una lista con los ejemplares para el siguiente curso, con sus títulos y números de serie. Según explica José Luis Delgado, vicepresidente de ASECOV, en muchas ocasiones estas listas contienen errores: libros que no corresponden con su referencia y que deparan sorpresas. Para cuando el encargo llega, lo hace con un libro que no es el que necesitamos y puede que sea difícil encontrar el obligatorio. Si esto ocurre, se recomienda acudir a una librería especializada.

 

Desde ASECOV, hace años que realizan con todos los colegios de la ciudad y la colaboración de las editorirales una labor para purgar las listas: este año también se ha hecho y Delgado asegura que todas las listas que manejan las librerías salmantinos son correctas. Desde las librerías recomiendan también tachar de las listas aquellos libros que conseguimos por otra vía: es el caso de préstamos o de los programas como Releo.

 

La campaña de libros de texto se va a desarrollar durante todo el mes de agosto: antes de que acabe el mes todos los lotes estarán en manos de familias y alumnos. Conviene tenerlo en cuenta porque más adelante es probable que tuviéramos dificultades para encontrar un libro.

 

En cuanto a los precios, los libreros aseguran que las tarifas han repuntado ligeramente de cara al próximo curso. No hay grandes variaciones entre las diferentes librerías. Además, las tiradas que hacen las editoriales están muy ajustadas ya que la demanda es muy concreta y se esperan cambios para los próximos cursos en las ediciones con las que trabajan las distintas comunidades autónomas. En todo caso, los libreros aseguran que no hay problemas de unidades.

 

Una vez tengamos los libros, los libreros recomiendan no forrarlos antes de revisar bien el lote que nos ha llegado. Si alguna de las unidades no es la que necesitamos, y la hemos mandado forrar, será más difícil que nuestra librería de confianza pueda hacer el cambio con la editorial.