Consejos a la hora de elegir un buen moldeador de pelo

A la hora de elegir un moldeador de pelo hay que tener en cuenta una serie de recomendaciones para elegir el que mejor se adapte a las necesidades de cada uno.

En el mercado contamos con una amplia colección de moldeadores de pelo, y cada uno de ellos nos ofrece unas funcionalidades y particularidades que pueden resultarnos muy interesantes, de manera que vale la pena que tengáis en cuenta una serie de recomendaciones que os detallamos a continuación, las cuales os ayudarán a encontrar el moldeador de pelo perfecto para vuestros peinados como si acabaseis de salir de la peluquería.

 

El material del moldeador de pelo

 

Si echamos un vistazo a las diferentes evaluaciones que encontramos por Internet, tenemos la posibilidad de conocer las particularidades de los diferentes aparatos, además de que también nos viene muy bien conocer las opiniones de otros usuarios, ya que esto será lo que mejor nos guiará en nuestra decisión final.

 

Pero antes de ello, es importante que conozcamos mejor los diferentes modelos y configuraciones que vamos a tener a nuestra disposición, ya que así tendremos más puntos a la hora de optar por uno que cumpla con todo lo que le pedimos.

 

Empezaremos con el material del moldeador.

 

Como ya sabéis, este tipo de aparato se fabrica con diferentes materiales, entre los que encontramos el cromo, la cerámica y la turmalina.

 

En este sentido, existen diferencias que debemos conocer:

  • Moldeador de cromo: es bastante más barato, pero tarda en calentarse y no lo hace de forma uniforme. Además, producen más fricción en el pelo, algo que no es muy bueno para su salud, ya que produce corriente estática y se enredará más.

  • Moldeador de cerámica: esta es la opción más utilizada en la actualidad. Si bien es cierto que es más cara que el cromo, permite un calentamiento rápido y uniforme, con una fricción mínima que ofrece resultados de peluquería.

  • Moldeador de turmalina: es el más caro de los tres, y también el mejor material, pero la diferencia con la cerámica tampoco es excesiva, por lo que la mayor parte de fabricantes optan por el material anterior y reservan la turmalina para modelos más especiales y que no son de uso habitual en el hogar.

 

Desde una perspectiva general que nos permita encontrar el moldeador de pelo perfecto en cuanto a relación calidad-precio, la cerámica se lleva con creces las cinco estrellas, por lo que os aconsejamos que optéis por él.

 

Elige un tamaño moldeador de pelo que sea adecuado

 

Piensa si vas a utilizar el moldeador solo en casa, o te lo tienes que llevar con frecuencia de viaje, ya que aquí el tamaño sí que va a importar, y mucho.

 

Por otra parte, también ten en cuenta tu fuerza, es decir, un aparato muy voluminoso y pesado, puede que no sea cómodo para una mano pequeña, ya que te cansarás muy pronto de él.

 

Por ello, lo ideal es optar por un modelo que sea ligero y que permita estar el tiempo que sea necesario y ofrezca la movilidad que vamos a requerir de él.

 

Que te permita configurar la temperatura

 

Antes, los moldeadores no permitían modificar la temperatura, e incluso hoy, muchos de ellos tan solo cuentan con un par de posiciones, lo cual es suficiente en realidad, pero si quieres conseguir resultados verdaderamente óptimos con tu pelo, lo ideal es que puedas regular al máximo la temperatura.

 

Recuerda que cada cabello requiere una temperatura diferente, no solo para conseguir buenos resultados, sino también para evitar que el pelo se dañe con el uso.

 

Estudia bien el tamaño y propiedades del cepillo del moldeador de cabello

 

Al igual que es importante elegir un buen tamaño de moldeador, también deberemos prestar atención al cepillo, ya que hay modelos con diferentes anchos que van a afectar al volumen final (más ancho, más volumen).

 

Pero no solo debemos pensar en el volumen que queremos conseguir, sino que también tendremos en cuenta el largo de nuestro pelo, ya que cuanto mayor sea el cepillo, más se acortará al tener mayor volumen, por lo que para un pelo corto es mejor un cepillo fino, y para uno largo, ya podemos jugar más con los grosores.

 

Con estas recomendaciones, ya lo tenéis todo preparado para elegir un buen moldeador de pelo que se adapte a vuestras verdaderas necesidades. Es que es importante que conozcamos las particularidades de los dispositivos y aparatos que compramos, ya que de este modo, incluso sin tener experiencia, vamos a contar con muchas más posibilidades de acertar en nuestra compra.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: