Consecuencias de la dimisión en el Ayuntamiento: reestructuración de Gobierno sin crisis y un casting complicado
Cyl dots mini

Consecuencias de la dimisión en el Ayuntamiento: reestructuración de Gobierno sin crisis y un casting complicado

Daniel Llanos, tras presentar su dimisión. Foto: Ical

La salida del concejal de Fomento deja sin titular una de las concejalías más complicadas, millonaria en presupuesto, y abre un proceso de relevo complicado: es difícil encontrar un candidato adecuado. Cs no provocará ninguna crisis.

La dimisión del concejal de Fomento, Daniel Llanos, obliga al equipo de Gobierno a una reestructuración que hacía tiempo no se veía en el Ayuntamiento de Salamanca. El precedente más próximo de cambios a mitad de legislatura es la salida de Alfonso Fernández Mañueco para ser candidato a la Junta y su relevo por Carlos García Carbayo, ahora alcalde.

 

Como entonces, la 'crisis de Gobierno' no será tal. La salida de Llanos ha sido agitada tras cinco días de mucha tensión pero que nadie espere un terremoto. En el PP se buscará un relevo y su socio en el bipartito, Ciudadanos, no va a generar problemas. El grupo municipal naranja quería la continuidad de Llanos, pero no va a hacer un frente de esto: había mucha afinidad y cooperación y han defendido su trabajo, pero no se van a enfrentar a Carbayo por esta salida. Igual que la marcha al grupo de no adscritos del cuarto concejal de Cs no provocó ningún tipo de crisis, esto tampoco lo va a hacer.

 

Otra cuestión va a ser encontrar un relevo. Se activa un proceso en el que el PP llamará al siguiente en la lista. Se trata de Ángel Fernández Silva, que ya fue asesor popular en las dos anteriores legislaturas, y que debe decidir qué hace. Pero cubrir la baja en la corporación no es lo mismo que cuadrar las funciones de los concejales.

 

El alcalde asume que tendrá que hacer una reestructuración. El motivo es que Llanos era uno de los concejales del núcleo duro: tenía atribuciones de peso como las obras y estaba liberado con una dedicación exclusiva. No todo el mundo en el equipo actual podría asumir esas funciones porque muchos compaginan concejalías con sus trabajos y porque Fomento requiere de un día a día en el Ayuntamiento que no todos pueden asumir.

 

En este punto, podría producirse un reparto de funciones, troceando las delegaciones que deja Llanos, fomento, juventud y patrimonio, y asignándolas a concejales en ejercicio. Podría hacerse con juventud y patrimonio, que podrían casar en otras concejalías, pero es más difícil cubrir Fomento, que además es un área capital. En los próximos días se resolverá.

Noticias relacionadas